Ecuador, 27 de Septiembre de 2022
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo
Comparte

Una revista pública que llena un vacío

Una revista pública  que llena un vacío
17 de marzo de 2011 - 00:00

La cultura tiene poco espacio. En los periódicos cada vez son más escasas sus páginas o se confunde esta información con espectáculos. En ese sentido el Ministerio de Patrimonio decidió ampliar el tema de cultura y patrimonio para que los periodistas  se acerquen a estos temas que, en términos generales, aún son desconocidos. Al principio, junto con Ciespal, se ofrecieron talleres especializados  que tuvieron mucha acogida.

Sin embargo, al aplicarse, muy pocos profesionales de la información han aplicado  sus conocimientos por la alta rotación que tienen. Otro problema es la escasa o total ausencia que se da del tema cultural en televisión, a diferencia de la farándula. Por eso se creó la publicación Nuestro Patrimonio, en la que se habla de manera muy ilustrativa sobre la cultura y, específicamente, sobre el tema patrimonial que, según, Pablo Salgado, director de la publicación, es “abstracta su comprensión en el país”. “La gente piensa que el patrimonio son las iglesias y los museos, pero son muchas cosas más”.

Salgado está consciente de que en el país no hay publicaciones de prensa especializadas en cultura, abundan las revistas de familia con temas esotéricos o revistas deportivas. “En España o Argentina, tienes los domingos una funda con suplementos, entre ellos los culturales, pero aquí es lo contrario”, dice. Por eso Salgado y su equipo de comunicadores se ha empeñado en realizar una revista para el público, con diseño atractivo y de lectura entretenida, “no una revista para especialistas, pésima fotografía y llena de boletines de prensa”. “Tenemos una misión pedagógica y nos concentramos en que no sea una publicación institucional”, afirma el director.

Por eso se plantearon un producto más autocrítico con lenguaje periodístico, que pueda tener espacios de reflexión y no solo de información.

Nuestro Patrimonio, que ya lleva 18 ejemplares, tiene como colaboradores a muchos comunicadores que han trabajado en el Instituto de Patrimonio, pero cuya formación ha sido más de relacionistas públicos, por ello recibieron capacitación.

Dennis Torres, uno de los periodistas que colabora, afirma que existen reuniones constantes donde se  determinan los temas que saldrán en la revista. Siempre están enfocados en difundir lo que la gente no conoce a profundidad, pero que es parte de las vivencias diarias, por ejemplo, una fiesta popular, como la Diablada de Píllaro en Tungurahua. “Buscamos que los lectores se apropien de los temas patrimoniales, porque son varios y la gente los desconoce”, manifiesta.

Sin embargo, la periodista Vanessa Vanegas, interesada en cursar una maestría en Asuntos Patrimoniales, destaca la intención de la publicación, pero la siente muy estructurada en la gestión gubernamental, faltándole color y creatividad: “más campo y menos escritorio”, dice. “Hay reportajes que parecen libro académico, como si fuera  un informe técnico, en vez de encontrar una nota más coqueta, pintoresca, una visión de la gente más que de los técnicos y estudiosos del arte”, comenta.

Vanegas considera una muy buena idea la revista especializada que muestre lo intangible y tangible del país, pero asegura que mejorar el conocimiento sobre temas culturales es una cuestión que empieza en las aulas. “Desde las escuelas se debería enseñar Apreciación del arte, incluso en las universidades” opina.

Pero la revista mejora publicación tras publicación, y cada vez es más activa la colaboración de quienes pertenecen a las Direcciones Provinciales de Cultura y que escriben lo que pasa en sus regiones. Por ejemplo, en este último número, Alexandra Roldán, de la provincia de Imbabura, escribe sobre tres cantantes afroecuatorianas de Picuicho, que interpretan música bomba.

Ahí se narra que, pese a que las invitan a cantar con frecuencia, muchas veces no se les paga nada. “Mi garganta no es de palo ni hechura de carpintero, si quieren oírme cantar ‘demen’ aguita primero”, rima una de las cantantes. Los ejes de la revista son Cultura, Deportes, Ferrocarriles, Galápagos y Ciudad Alfaro, Ecorae (Desarrollo Amazónico).

Contenido externo patrocinado

Ecuador TV

En vivo

Pública FM

Noticias relacionadas

Social media