“Toro” de Geracho Arias volverá a tener su color original

- 16 de septiembre de 2019 - 18:43
“Toro” es una escultura-homenaje del escultor Geracho Arias al ganado bravo de Píllaro. Lleva 27 años en las Avenidas Amazonas y Eloy Alfaro.
Foto: John Guevara | et

Más de sesenta artistas se han atribuido la autoría de la escultura monumental que está en las Avenidas Amazonas y Eloy Alfaro, pero esta no ha tenido un mantenimiento adecuado durante 27 años. En octubre volverá a ser concho de vino.

Realizada como un homenaje a los ceramistas de Pujilí, la escultura Toro −del artista chimboracense Geracho Arias Basantes− acumuló 25 capas de pintura en 27 años de existencia.

Es un punto de referencia desde que se instaló en la plaza ubicada junto al edificio del Ministerio de Agricultura y Ganadería, por encargo del Municipio de Rodrigo Paz Delgado (1988-1992).

Tres meses después de inaugurada, la obra sufrió su primera mutilación. La placa con la firma de Arias fue robada y, recién en 2018, su autor la repuso.

Desde hace quince días, el artista dirige la intervención sobre la escultura que creó con remaches y láminas de Acero Corten (chapa de acero al carbono que suele usarse en grandes puentes).

Este tipo de material genera una capa de óxido que impide la destrucción del monumento, pero se ha sido percibida como señal de desgaste.

Las capas de pintura fueron producto de intervenciones −ordenadas por el Ministerio de Cultura o el propio Cabildo− que el artista no autorizó y que han alargado el proceso de restauración.

En su taller de Churoloma (Tumbaco), Arias recuerda que el color original del monumento de diez metros de altura y cinco toneladas de peso era el concho de vino.

toroGeracho Arias, nacido en San Juan (Chimborazo), tiene 68 años y tuvo influencia del cubismo de Picasso y el arte vectorial para esta obra.

“Mientras estuve fuera del país, la lista de quienes se atribuyen la autoría del toro llegó a tener 62 nombres”, sonríe el escultor nacido en la localidad de San Juan.

La celebridad de su obra monumental no garantizó que se preservara la idea original, pero no es la única con que Arias ha adornado la ciudad.

Otras cinco esculturas han sido trasladadas a sitios en que no las instaló, aunque estaban pensadas para lugares específicos, incluso con asesoría de arquitectos.

El monumento de "Los Pájaros" que ahora está en La Marín es otra de sus creaciones, aunque lo hizo para el Redondel de Miraflores.

Tuvimos que cambiar la pata delantera porque se convirtió en un urinario”, cuenta Geracho sobre “Toro”. En las patas traseras aún se pueden ver grafitis y una cuadrilla de obreros del municipio tuvo que añadir un cordón de óxido para disminuir el daño causado por la pintura intrusa.

La altura de Quito y la densidad de su luz provoca que, en tres meses, el color sobre el acero se opaque, por lo cual emplearán pintura automotriz.

“Toro” se volverá a inaugurar con iluminación durante la primera semana de octubre de 2019. Geracho Arias también lo relaciona con el mito griego del Minotauro.

El ícono es el registro de una época en que a la capital llegaron reconocidos escultores monumentales, como Julio Le Parc, Stephane Dafflon y Carlos Cruz Diez (1923-2019). (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Somos Familia
Somos familia

¿Buscas la armonía en tu hogar? Aquí encontrarás algunas ideas para aplicar con tus hijos.

Suscribirse Ejemplo

Cuentos de Cartón
¿Has escrito cuentos que
te gustaría compartir?

¡Esta es la oportunidad de publicarlos! #CuentosDeCartón es una iniciativa de @CartonPiedraET para impulsar la creatividad literaria .
¡Nos interesa leerte!

Quiero participar