Pequeños sellos locales publican a grandes autores

El mercado editorial ecuatoriano amplía sus horizontes con la publicación de escritores contemporáneos, cuyas obras no llegan fácilmente al país.
02 de septiembre de 2019 00:00

El pequeño sello ecuatoriano Cadáver Exquisito, que lleva adelante María Paulina Briones, publicó en agosto Sangre en el ojo, de la escritora chilena Lina Meruane. La autora estará en la Feria Internacional del Libro de Guayaquil y su obra la publica con la gigante Penguin Random House.

A pesar del gran mercado que abarca Penguin, Meruane dialogó con su editor para posibilitar la publicación en el país y no hubo inconvenientes. Como ocurre con otros autores contemporáneos, sus títulos tardan en llegar a Ecuador o no llegan nunca.

Briones comenta que, a pesar de los altos costos para imprimir en el país, porque, además del precio del papel, el proceso no genera retribución por el bajo tiraje (entre 100 y 500 libros), es necesario publicar este tipo de títulos que se leen en el continente, y más cuando sus autores están por llegar al país.

Briones considera que si se anuncian los invitados de las ferias o encuentros literarios con tiempo, es posible sacarlos con un sello local y evitar lo que tradicionalmente ocurre: que los libros de quienes llegan no se encuentran.

La editorial sacará también Fruta podrida, de Meruane. Se prepara para publicar El estado natural de las cosas, un libro de cuentos de Alejandro Morellón, autor español que ganó el Premio Gabriel García Márquez de cuentos, en 2018.

Publicar con tirajes pequeños a autores internacionales es una opción frecuente para quienes integran el mercado editorial en el país. Más que un negocio, es una forma de aproximar al público a otras lecturas.

Augusto Rodríguez, además de dirigir El Quirófano Ediciones, tiene el aval de la editorial española Visor para publicar títulos de esta gran firma de poesía en Ecuador.

“Creo que un editor es, sobre todo, un lector que intenta compartir autores y lecturas que le interesan. Por supuesto los libros que se editan en España, Argentina, Chile o México llegan mal, y si llegan, son muy caros”, dice Rodríguez.

El Quirófano acaba de publicar La barca de Eros, una antología de Cristina Peri Rossi que Rodríguez trabajó con ella, en la cual se incluyen poemas inéditos. La autora uruguaya que reside en España habría inspirado el personaje de la Maga, en Rayuela, de Julio Cortázar.

Además, publicó El Apocalipsis todo incluido, del mexicano Juan Villoro. El libro apareció en 2014 con el sello Almadia, pero con esta edición ecuatoriana, Villoro lo lanzará en la ciudad este miércoles y jueves con dos conferencias, en la Universidad Politécnica Salesiana (UPS) y en la Librería Española de Río Centro Ceibos.

Por su parte, Editorial Turbina acaba de publicar Matate amor, de la argentina Ariana Harwicz. Antes presentó La débil mental, que apareció en el sello Mardulce.

Entre los autores extranjeros que ha sacado la editorial está el argentino Alberto Giordano con El tiempo de la convalecencia; Cynthia Rimsky, con En obra; y Daniela Alcívar Bellolio anticipa que publicarán pronto a César Aira y Sergio Chejfec.

Alcívar comenta que el interés de Turbina por estos autores es literario y estético. “Hemos publicado a autores que, para nosotros, representan una política literaria ensayística que nos interesa porque creemos que puede traer nuevos puntos de vista a nuestro país, por sus formas de narrar o escribir, que no llegan por cómo funcionan los circuitos”.

Para los sellos locales, cada libro es un gran esfuerzo económico. Tienen expectativa de que los costos se reduzcan, pues entre los 10 servicios culturales que no gravan IVA están “Servicios de publicación, edición, traducción, impresión y comercialización de libros”.

Para Briones, este servicio sin gravar IVA debe ser parte de una política integral, en la que se reduzcan costos del papel y los impuestos de productos, como los libros importados que, si bien con el programa Ecuador Creativo, que impulsa el Ministerio de Cultura y Patrimonio (MCyP) busca incentivar lo nacional, “tampoco se puede obligar a consumir solo lo nacional.  Libertad ante la posibilidad de consumir el producto cultural que queramos”, concluye Briones. (I)  

Augusto Rodríguez publicó en el Quirófano Ediciones La Barca de Eros, con poemas inéditos de Cristina Peri Rossi. Cadaver Exquisito está por lanzar al mercado otro trabajo literario de la chilena Lina Meruane. Editorial Turbina editó a la argentina Ariana Harwicz y estaría por editar a César Aira y a Sergio Chefjec.
Lectura estimada:
Contiene: palabras

Contenido externo patrocinado