La primera ópera mariachi del mundo se presenta en Quito

- 22 de septiembre de 2018 - 00:00
Los precios de las entradas son $ 20 (luneta), $ 40 (platea) y $ 60 (palco). La obra se estrena en el Teatro Sucre, hoy y mañana, a partir de las 16:00.
Foto: cotesía del Teatro Sucre

Cruzar la cara de la luna es la primera ópera mariachi del mundo y cuenta la historia de tres generaciones de una misma familia, dividida por países y culturas.

Cuando un hombre méxico-estadounidense se enfrenta a la muerte de su padre, se plantea preguntas sobre su lugar en el mundo, en medio de dos culturas, la de su progenitor inmigrante y la suya propia como estadounidense de primera generación.

Esta obra, cuyo estreno fue el pasado jueves, se presentará hoy y mañana, a las 16:00. Cruzar la cara de la luna, cuyo libreto es de Leonard Foglia, llega a Quito luego de recorrer grandes ciudades como Houston, San Diego. The New York Times señaló que el tema de la inmigración “se explora con sensibilidad en esta rica y honesta ópera” y The New Yorker dijo que la música es “alentadora pero nostálgica”.

En Quito y por primera vez en Latinoamérica, el mismo equipo creativo de la obra original expandirá esta ópera a una versión enriquecida con la participación del Coro Mixto Ciudad de Quito, además de los tres artistas creadores de los roles originales: Cecilia Duarte, Octavio Moreno y Vanessa Alonzo.

Parte de aquel equipo cuenta con una larga trayectoria en producciones de Broadway: Leonard Foglia (libretista y director escénico), Brian Nason (Diseño de luces) y Daniel Pelzig (Coreografía).

El diseño de vestuario fue realizado por Cesar Galindo, reconocido diseñador estadounidense que ha trabajado para marcas como Dolce & Gabbana, así como produciendo estilos de alta costura para artistas como Madonna, Missy Elliot y Mary J. Blige.

En su estreno en Quito, esta ópera contará con la participación del Mariachi Sol de Plata, integrado por 15 músicos de amplia trayectoria.

“Al igual que las mariposas monarca, que emigran cada año a la ciudad natal de su padre, los miembros de la familia Velásquez deberán viajar tanto física como espiritualmente entre Michoacán y Texas y mirar profundamente en sus corazones antes de aprender adónde realmente pertenecen”, escribe Foglia.

Chía Patiño está a cargo de la dirección musical. (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: