Nahuel Pennisi debuta en Quito con “América Sagrada”

- 21 de marzo de 2019 - 00:00
Gerson Eguiguren recibe instrucciones de Spatocco. A su lado aparece Nahuel Pennisi con la guitarra en la posición que suele entonarla desde niño.
Foto: Miguel Jiménez | et

El concierto sinfónico del cantante y guitarrista del oído absoluto será en la Casa de la Música, a las 20:00. Incluirá el estreno de una obra del director argentino Popi Spatocco.

Hay agitación de ensayo sobre las tablas del escenario principal en la Casa de la Música. Medio centenar de instrumentistas toman sus lugares y las voces que sobresalen entre cuerdas y percusión son las de Gerson Eguiguren y Nahuel Pennisi.

Un pasaje antes de la canción “Solo le pido a Dios” termina con un abrazo entre los cantores. Pennisi lleva un suéter con tres escalas de grises y gafas negras. Ha afinado su voz con un mate. Es un compositor y guitarrista que tiene aquella habilidad de la memoria auditiva que se llama oído absoluto.

Nahuel puede identificar cada nota con la simple escucha, sin referencias, y el cantante hasta puede reproducirla sin que un instrumento tenga que indicarle el camino.

Recuerda los sonidos de una manera que ni Funes -el memorioso personaje de Borges- podía recordar pero Nahuel -como el escritor en su vejez- no mira más que sombras desde que nació.

La forma de tocar la guitarra que tiene Pennisi es entonando los acordes con la mano derecha y creando el ritmo (pisando) con la izquierda. En uno de los recesos, luego de dar un par de entrevistas, hay quien le pregunta si es zurdo.

-Creo que debo ser ambidiestro: tengo más habilidad con la izquierda, pero más fuerza con la derecha -suelta antes de recordar la posición en que pone la guitarra, casi horizontal sobre sus piernas.

Esta manera de tocar se originó en su infancia. Así lograba sacarle notas a un bajo que le compraron sus padres, también músicos.

-Me quedó esa manera de tocar -confiesa-; quizá si aprendía de otra forma, por ahí hubiera salido tocando normal- sonríe el artista.

No había cumplido cinco años cuando una profesora de música que tuvo le dijo que era capaz de “adivinar” todas las notas. “Es algo que sirve para tocar más rápido, sí, pero lo importante es la intuición, convicción musical. El oído ayuda, pero no es todo”.

Pero no todos los maestros que tuvo fueron gratos. Uno llegó a renunciar luego de prohibirle que tocara la guitarra como la toca, “de esa forma rara”. Se frustró al ver que el músico era tal pese a su prohibición, y se marchó.

Unos ladrones se metieron a su casa en Buenos Aires para robarle el bajo de su infancia. Pero él siguió por ese gusto irrefrenable que mantiene por la música popular, el flamenco, la trova, el folclor y el rock que le ponían sus padres.

-A Silvio Rodríguez lo escuchaba mucho, me salté al jazz, al tango. Toda la música tiene algo para aprender.

Primavera, su disco debut de 2015, fue catalogado como folclor y nominado a los premios Grammy. Para cuando compuso Feliz, Pessini tenía 27 años, fue catalogado como pop latino y volvió a coquetear con el premio.

Prefiere hablar de música que de galardones: “no dejo de tener raíces, como la argentina, el ritmo de landó, la música venezolana y la trova porque me gusta tocar la guitarra y cantar muchas veces”.

El director argentino Popi Spatocco es quien tiene la batuta del concierto “América Sagrada”, en el que Nahuel actuará junto al Trío Aura, hoy las 20:00.

Habrá música popular del sur del continente, la canción de León Gieco y el programa incluye el estreno mundial de “Los Andes, travesía musical por el país de los nuestros sueños” de Spatocco, además de otras composiciones de Norberto Ambrós, Alfredo Rosales, Gustavo Leguizamón y Hamlet Lima o la “Misa Criolla” de Ariel Ramírez.

Los acompañará la Orquesta Sinfónica Nacional del Ecuador (OSNE). En “La Prisión”, Pennisi canta: “la vida no es tan solo esta guarida, / ni tampoco un túnel sin salida, / la vida no es tan solo lo que ven tus ojos”. (I)

El director argentino Popi Spatocco estrenará la obra “Los Andes, travesía musical por el país de los nuestros sueños” con la orquesta bajo su batuta. Miguel Jiménez / EL TELÉGRAFO

Concierto

50 músicos en escena

Hasta el cierre de esta edición (17:00 de ayer), las entradas para el recital “América Sagrada”, por realizarse a las 20:00 de hoy, en la Sala de Conciertos de la Fundación Filarmónica Casa de la Música, aún estaban disponibles al precio de $ 20.

4 años tenía Nahuel Pennisi cuando sus padres rockeros pusieron un bajo en sus manos. Ahora toca la guitarra y tiene oído absoluto.

Música del mundo

El artista ha compartido escenario con Abel Pintos, Teresa Parodi, Lali Espósito, Diego Torres, Axel, Soledad Pastorutti, Sin Bandera, Niña Pastori, J. F. Fonseca, Franco de Vita y Gustavo Santaolalla.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: