Muestra fotográfica cuestiona imaginarios sobre la naturaleza

- 29 de octubre de 2018 - 00:00
La muestra se exhibe en la galería Khôra y presenta el trabajo de Karen Miranda-Rivadeneira, Bia Monteiro, y Sofía Acosta junto con Martina Avilés.
Foto: Fausto Rivera Yánez / El Telégrafo

Son tan profundos los prejuicios sociales que hasta la naturaleza es víctima de sus secuelas. Así, a la planta que expulsa sus brotes, sus “hijos”, por fuera del nido se la conoce como “mala madre”.

La artista Sofía Acosta (La suerte), en colaboración con Martina Avilés, presenta la fotografía digital “Malamadre” en la exposición (Natura Naturam), en la galería Khôra, a través de la cual reflexiona sobre los estereotipos con los que se califica a los cuerpos femeninos.

Esta pieza retrata a aquella planta en un ambiente pulcro, doméstico, aparentemente tranquilo, para cuestionar esa binaria y moralista idea de que la maternidad puede ser mala o buena. Detrás de esa cuidadosa imagen hay todo un relato de violencia. La muestra (Natura Naturam) es la primera serie de un ciclo de exhibiciones que Anamaría Garzón, directora de Khôra, ha divido en tres partes que irán presentándose hasta el siguiente año.

“Por un lado me cansé de hacer exhibiciones donde tomas a las obras como hipótesis para confirmar una tesis, instrumentalizas las piezas de arte. Así, dejaré que las obras dialoguen entre ellas sobre nuestra relación con la naturaleza, y de cómo la nombramos. Muchas veces la naturaleza es vista desde un lado muy positivista. Me interesa ver cómo los artistas cuestionaban esas representaciones”, dice Anamaría. Para esta primera serie, además de Sofía Acosta y Martina Avilés, se junta el trabajo de otras dos artistas: el de la brasileña Bia Monteiro y de la ecuatoriana Karen Miranda.

La obra de Monteiro se denomina Re-midiendo la tierra firme y replantea la forma como los colonizadores europeos midieron por primera vez la selva amazónica.

La artista usa sus propias extremidades y mediante un abrazo a diversos árboles de la Reserva Forestal Adolpho Ducke, en Manaos, va midiendo a la naturaleza basada en un dibujo del naturalista alemán Philipp Von Mathius.

Karen Miranda, en cambio, desde una fotografía que más bien evoca un halo de misterio, retrata distintos entornos naturales que son vistos desde su propio flujo de conciencia. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: