Muere a los 76 años el cineasta británico Alan Parker, director de Expreso de medianoche y Evita

31 de julio 11:46

Ha muerto a los 76 años el director de cine y guionista británico Alan Parker, célebre por títulos como Evita (1996), Fama (1980) y El expreso de medianoche (1978). Su último largometraje fue La vida de David Gale, un drama judicial protagonizado en 2003 por Kevin Spacey, Kate Winslet y Laura Linney. Precisamente por este largometraje visitó Barcelona para rodar algunas escenas, más concretamente las Ramblas y el Gran Teatro del Liceo.

El cineasta llegó a modificar el guion para así poder rodar un flashback del filme en la Ciudad Condal. Con guion de Oliver Stone, El expreso de medianoche fue la película que le otorgó el reconocimiento internacional gracias a los dos Óscar y seis Globos de Oro -mejor drama- que ganó.

El fallecimiento fue confirmado por el Instituto de Cine Británico. El nominado al Óscar como mejor director en dos ocasiones -por El expreso de medianoche y Arde Mississippi- murió tras una larga enfermedad. En 2013 la Academia Británica de Cine le concedió el Bafta honorífico a toda su carrera por su "sobresaliente y excepcional contribución" al mundo del celuloide. En aquel momento, su presidente, John Willis, aseguró que era un cineasta "diferente, un hombre de visión y personalidad firme". Dos años más tarde anunció su ruptura con el negocio del cine.

Célebre por el salto de género de un título a otro, dirigió en total 14 largometrajes, de los cuales escribió seis. Parker era también muy conocido por sus musicales; desde su ópera prima, la comedia gánster Bugsy Malone, nieto de Al Capone (1976) hasta Fama pasando por Pink Floyd: The Wall (El muro) 1 (1982), Los Commitments (1991) y, cómo no, la Evita de Madonna como Eva Perón.

De madre costurera y de padre pintor, Alan Parker fue un hijo único y se crió en uno de los barrios obreros de Londres, Islington. Antes de dedicarse al mundo del cine, un jovencísimo Parker se buscó la vida primero como redactor de agencias de publicidad y después como realizador de anuncios, su trampolín hacia el séptimo arte, como les ocurrió a los hermanos Scott. Se casó en dos ocasiones y tenía cinco hijos. (I)