“Míster Santana” y la Rockola en FM

Víctor Santana, con un micrófono y música chicha conquistó el corazón de todos. Voces de la Radio…
14 de febrero de 2021 00:00

Nació en Quito el 15 de enero de 1974. Su vida nunca le fue fácil, pero ha logrado conseguir que sus sueños de niño se hagan realidad. Desde siempre su pasión fue el micrófono. Recuerda que miraba a los profesores que animaban los eventos de la escuela y siempre quería hablar o por lo menos decir, aunque sea: ¡hola que tal!

Su inicio fue en 1996, en Radio Marañón 1220 AM, donde laboró cinco años. Describe a la dueña de la estación, Ligia Wilches, como una mujer de palabra, fuerte de carácter, pero muy cumplida en el pago de sueldos.

A Víctor Santana le gusta programar la música popular o chicha. “Revisando un poco mi historial, cuando era niño mi papá tenía un radio que escuchaba ese género musical. Y por ahí inicia mi gusto”, relata este vecino de los barrios La Colmena, Los Dos Puentes, La Bahía y otros sectores populares de la capital ecuatoriana.

En Radio Marañón laboró de lunes a viernes y sábados y domingos en Sideral, 1330 AM. En esta última emisora se hacía cada tres o cuatro horas “El Swing de la Rockola”, que tuvo mucha aceptación entre los oyentes.

Fue una época en la que dio todo de sí en estas dos emisoras, pero hubo comentarios que decían que no era ético trabajar en dos medios y se decidió por Sideral, “La máxima nota de la capital”, era 1998. Laboró también en las radios Cristal, de Guayaquil, y El Sol, esta última cuando quedaba en la Villa Flora, al sur de Quito. Todas estas estaciones en Amplitud Modulada.

La economía de un radiodifusor no es holgada. Recuerda que en algunas ocasiones no tenía ni para pagar el bus y varias noches decía al aire: “Algún amigo súper canario que nos haga una carrerita. Y no me cobraban. Si nadie llegaba, me tocaba dormir en la radio”.

La oportunidad llegó para trabajar en una emisora en FM. Fue en Radio América, en el año 2000. Allí se inició dando la hora. Un día tuvo un sueño que se iba a una rockola y ponía una moneda y sonaba el tema. "Le convencí al gerente de la radio que se haga en FM Rockola, pero sin moneda. Al inicio no quería, pero luego aceptó y fue un éxito total. Todos los buses sintonizaban, la gente regresaba alegre a su casa”.

Hasta esa época era Víctor Santana. Su alias “Míster Santana” surge porque el dueño de Radio América, Galo Enríquez, que en ese entonces vivía en los Estados Unidos, le llamaba y le decía: oh, Mr. Santana. Le gustó y así le llaman los fans de su programación.

En el 2006 estuvo en la Rumbera, 99.7, igualmente haciendo música popular y rockola. En el 2008, ingresó a Radio Francisco Stereo y puso al aire el Expreso de la Tarde, luego de un tiempo propuso un nuevo programa y nació “Rockola sin problema”, que tuvo gran aceptación en el segmento popular de la audiencia. Entrevistaba a Juanita Burbano, Cecilio Alva, Noe Morales, Roberto Zumba, entre otros artistas del pentagrama nacional.

Recuerda que cuando estaba haciendo un programa con el productor “Rico Ricardo” (Ricardo Chicaiza) le llamaron a la radio y le dieron una noticia inesperada: que su padre, Vicente Santana, acababa de fallecer. Fue una noticia que golpeó la vida, pero pudo decir a los oyentes que tenía que terminar con el programa, pues no podía más. Siempre recuerda a su padre como un referente que le inculcó trabajo y responsabilidad, con él creció desde que fue un bebé, pues su madre, Victoria Elvira Santana, había fallecido al poco tiempo de traerle al mundo.

Cuando llegó a FM puso de moda a la chicha y la rockola en la programación. Ese fue un giro hacia la informalidad, con temas cotidianos, extremadamente sencillos. “La música chicha es vivencia, no incita a tomar, la gente bebé con cualquier género. La chicha tiene más sentimiento, son letras que llegan al corazón. Me gusta la música popular y cuando me ponen a que haga otro género no lo siento, no soy yo", comenta.

Desde 2018 labora en Radio La Otra donde conduce “Las Cobijas al Aire” y su jornada inicia a las 05:00. Él es quien da el saludo mañanero al panadero, taxista, guardia de seguridad y todo aquel que se levanta mucho antes de que salga el sol para cumplir con sus obligaciones diarias. Además, todos los viernes, de 18:00 a 20:00, a través de Facebook Live tiene su programa “Rockola sin problema”.

Nunca pensó laborar en las emisoras más sintonizadas. Cuando realizaba los primeros programas pensaba que era un sueño, incluso pedía a sus familiares que le graben para volverse a escuchar.

“Nunca hay que olvidarse de dónde se viene”, es una de las frases que comparte con su público durante la programación, que lo conduce como si fuera un diálogo entre amigos, pero animada con música. “Mis familiares dicen que soy melancólico y que en la radio soy distinto”. La alegría y la nostalgia son parte de su vida.

Víctor cree que “todos tenemos algo especial. Somos únicos como la huella digital. Yo vivo de la radio y es mi pasión; mi vida es el mundo de la radio”. A pesar de su informalidad es un hombre tímido en el que se mezcla la tristeza y nostalgia.

Así es Víctor “Míster” Santana, un hombre de pueblo, que con un micrófono y música chicha conquistó el corazón de su audiencia. Continuamos con más historias en Voces de la Radio…