El Ministro de Cultura saliente autorizó el derrocamiento de El Cafetal

- 25 de junio de 2019 - 19:04
El Cafetal (calles Imbabura y Panamá) en agosto de 2017, cuando cayó una de sus columnas. Actualmente está en reconstrucción y solo queda su fachada.
Foto: Lylibeth Coloma | et

Hace más de un año, Raúl Pérez Torres firmó un convenio con Jaime Nebot para que la Alcaldía de Guayaquil intervenga en el bien inmueble, que había sido declarado patrimonio cultural en 1990.

Una columna de El Cafetal (calles Imbabura y Panamá) se cayó la madrugada del 8 de agosto de 2017 provocando un conflicto institucional.

Se trata de la única casa cacaotera que queda como registro del segundo boom cacaotero en Guayaquil, por lo cual varios colectivos sociales, el Ministerio de Cultura y Patrimonio (MCyP) y el Instituto Nacional de Patrimonio (INPC) se pusieron a discutir sobre preservación patrimonial con el Municipio.

El INPC recomendó hacer un diagnóstico técnico para determinar cuál es la situación del edificio y, en función de eso, intervenirlo. Pero el Consejo Cantonal, con Jaime Nebot Saadi como Alcalde, y el ministro de Cultura saliente, Raúl Pérez Torres, llegaron a un acuerdo: desmontar y reconstruir una réplica.

Eso le habrían comunicado a Luis Mueckay, director regional del Instituto encargado de estos bienes ocho meses después de la caída de la columna.

El 20 de abril de 2018, Nebot y Pérez Torres firmaron un convenio interinstitucional en el que se tiene como antecedente la “Ordenanza que norma los programas de regeneración urbana de la ciudad de Guayaquil” (RO 735, art. 1) y que comprende la “reparación, mejoramiento, restauración y mantenimiento posterior de los edificios de la ciudad”.

Según declaraciones de Nebot, desmontar el bien “solucionaría un tema de contravención de una casa vetusta que no podía ser rehabilitada”. Y eso se hizo después de pasar un tiempo sin cubierta y sin ningún tipo de proyecto de intervención, como indicó el INPC, aunque el plan es que se haga una réplica de hormigón con lo poco que quedó de la original.

El proyecto de la Alcaldía se denominó “Teatrino” y, según el convenio citado, está a cargo de la Fundación Municipal Guayaquil Siglo XXI a partir de una proforma presupuestaria (inicialmente de casi $ 800 mil) hecha por su Gerente general en octubre de 2015, Wilfrido Matamoros Morla.

El Cafetal fue declarado patrimonio cultural en 1990 y, para su conservación, Pérez Torres recomendó (a través del oficio No. MCYP-MCYP-17-1205-O, con fecha 13 de octubre de 2017) que se desarrolle “un proyecto de rehabilitación integral que permita el resacate de la edificación y su refuncionamiento que lo ponga en valor y uso social al servicio de la comunidad (sic), como recomienda el INPC”.

Esta autorización incluiría —según un documento al que accedió este diario— el demontaje y conservación de la fachada original; la sustitución del sistema constructivo en madera por estructura metálica y “a nivel de soportal”, la mantención de la “estructura de madera y la quincha de la fachada de la planta alta”.

El inmueble fue expropiado y recibido por el Municipio en 2015 “en estado crítico” debido a los movimientos sísmicos, declararon los arquitectos José Miguel Rubio (Director de Urbanismo, Avalúos y Ordenamiento Territorial) y Carlos Borja Balda (Jefe de Ordenamiento Territorial).

Aunque no se ha hecho público, el estudio de valoración patrimonial de El Cafetal (levantamiento arquitectónico, diagnóstico, análisis e interpretación), el convenio dispone que el proceso de desmontaje cuente con la “supervisión del INPC-R5”.

La construcción del "Teatrino", en el lugar El Cafetal, ya es competencia de la Alcaldía de Cynthia Viteri. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: