Microsoft quiere reemplazar un tipo de periodismo con robots

Microsoft es una de las compañías tecnológicas que experimentan con el llamado “periodismo robot” para reducir costos. Google también lo hará.
01 de junio 00:00

La empresa de tecnologías Microsoft reemplazará a docenas de periodistas contratados en su sitio web de MSN con sistemas automatizados para seleccionar noticias, informan varios medios de comunicación de Estados Unidos y el Reino Unido.

La selección de notas generadas por agencias y la elección de titulares e imágenes para el portal MSN son realizadas actualmente por redactores.

La inteligencia artificial realizará estas tareas de producción noticiosa, dijeron algunas fuentes al periódico Seattle Times.

Voceros de Microsoft indicaron que era parte de una evaluación de su negocio. Aunque otros medios estadounidenses ya emplean software para procesar ciertos datos e información.

La firma mencionada publicó en un comunicado que “evalúan el negocio de manera regular. Esto puede generar una mayor inversión en algunos lugares y, de vez en cuando, redistribución”.

De esa forma también descartan que se trate de una medida derivada de la pandemia del covid-19.

Microsoft, como algunas otras compañías digitales, paga a las organizaciones de noticias para usar su contenido en su sitio web. Pero emplea periodistas para decidir qué historias mostrar y cómo se presentan.

Alrededor de 50 productores de noticias por contrato perderán sus empleos a fines de junio por esta causa, anunció el Seattle Times. Pero seguirá habiendo un equipo de periodistas con jornadas a tiempo completo en el gigante tecnológico.

“Es desmoralizante pensar que las máquinas pueden reemplazarnos, pero ahí lo tienen”, dijo uno de los trabajadores que enfrentan las medidas de la empresa Microsoft.

Otros periodistas despedidos advirtieron que la inteligencia artificial puede no estar completamente familiarizada con las estrictas pautas editoriales y podría terminar dejando pasar historias inapropiadas o falsas.

27 de los periodistas que han perdido sus empleos son colaboradores de los medios de comunicación del Reino Unido, recogió el periódico The Guardian. (I)