Publicidad

Ecuador, 05 de Marzo de 2024
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo
Comparte

Lo popular y el arte se juntan

Lo popular y el arte se juntan
20 de julio de 2013 - 00:00

Bogotá, Colombia.- El arte popular iberoamericano en sus más grandiosas expresiones recorrerá varios países de América Latina hasta 2014 con una exposición que partió de México y ha hecho su primera escala en Colombia para promover la integración por la vía de la cultura.

La muestra, bautizada “Grandes Maestros del Arte Popular Iberoamérica”, compuesta por más de 5.000 piezas elaboradas por 450 artesanos de 22 países, es una combinación de materiales, técnicas y estilos que quiere presentar al público “las similitudes y al mismo tiempo la riqueza que hay en la diversidad” iberoamericana.

Así la definió la subsecretaria para América Latina y el Caribe de México, Vanessa Rubio Márquez, después de inaugurar la exposición, que abrió sus puertas al público este jueves en el Museo de Arte Moderno de Bogotá (Mambo), donde permanecerá abierta al público hasta el próximo 1 de septiembre. “Hemos querido sacar del anonimato y presentar ante el mundo a tantos artesanos de Iberoamérica que por estar muchas veces en pueblos lejanos de nuestros países no han tenido las posibilidades de darse a conocer al público y menos al internacional”, dijo la vicecanciller.

Guillermina Quezada es una cuencana que trabaja con hierro.

La exposición es una iniciativa liderada por instituciones mexicanas como el Fomento Cultural Banamex a cuyo acervo pertenecen las obras, con la colaboración de la Secretaría de Relaciones Exteriores y de entidades públicas y privadas de ese país y de Colombia.

Las piezas proceden de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, España, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Portugal, Puerto Rico, República Dominicana, Uruguay y Venezuela.

En el montaje de la exposición fueron dispuestas no por su procedencia sino por las técnicas o los materiales utilizados, tales como papel, madera, barro, piedra, metales, textiles, piel, masilla o fibras vegetales, lo que permite al espectador apreciar la similitud y diversidad del arte, independientemente de su origen geográfico, y el factor integrador que encarna.

De esta forma, mantillas sevillanas comparten escenario con huipiles guatemaltecos, bargueños granadinos con baúles mexicanos, o máscaras del carnaval de Barranquilla (Colombia) se exponen junto a las de "Los diablos danzantes de Yare" (Venezuela), ambas fiestas incluidas en la lista del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de la Unesco.

En un universo repleto de colores, formas y texturas, destacan piezas como el “Árbol de las artesanías de Iberoamérica”, una delicada pieza de barro moldeado y modelado con pastillaje policromado procedente de Metepec (México), o las figuras humanas o de fiestas populares elaboradas en arcilla o cartón por los artesanos de Caruarú y Bezerros, ciudades de Pernambuco (Brasil).

Igualmente brillan los trajes de la fiesta de las Morenadas (Bolivia), que se asemejan a los de luces de los toreros, así como diversas piezas de plata de México o Perú, las de orfebrería de Colombia, los aderezos de ámbar de República Dominicana, o las esculturas y cuencos de turquesa de Catamarca (Argentina).

Entre este año y el próximo la exposición será llevada también a Perú y Chile, los otros dos países que junto con México y Colombia forman la Alianza del Pacífico, un mecanismo de integración económica y comercial que busca dejar también huella en la cultura, y posteriormente se mostrará en Brasil y Argentina, según Rubio. "La Alianza del Pacífico debe ser vista como un proceso de integración profunda en muchas disciplinas y una de ellas es la cultura", explica la viceministra mexicana.

Antes de iniciar su recorrido latinoamericano la exposición estuvo en Cádiz con motivo de la Cumbre Iberoamericana celebrada el año pasado porque, agregó la funcionaria, la integración que promueve esta iniciativa cultural debe abarcar las dos orillas del Atlántico.

Representación ecuatoriana

Guillermina Quezada es una artesana herrera de Cuenca. Lo suyo son los adornos: cruces, faroles, lámparas. Ella con Lourdes Guerra, su hija, representan al país según la página web de la muestra (www.fomentoculturalbanamex.org).

Sobre la historia de la artesana el blog Heroínas recoge: “Con la muerte de su esposo, gente cercana a Guillermina le sugiere cambiar de actividad. Les parecía pesado el trabajo con el hierro (el martillar, doblar y tallar); sin embargo ella decide continuar con el taller”.

Ella vendía su trabajo en zonas tradicionales de Cuenca como la Plaza Rotary y la “9” (Mercado 9 de Octubre). Ahora atiende solo en su casa, en el barrio Las herrerías.

Contenido externo patrocinado

Ecuador TV

En vivo

Pública FM

Noticias relacionadas

Social media