El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Mar.19/Ene/2021

Política

Tendencias
Historias relacionadas

“Lo escrito, escrito está”, de Simón Valdivieso, abre el cerrojo para los lectores

La pluma de Simón Valdivieso es una pluma indócil y desafiante, y el propio título de su libro no admite concesiones.
03 de diciembre de 2020 16:00

La Editorial Centro de Estudios Sociales de América Latina pone a disposición la descarga del libro “Lo escrito, escrito está” de Simón Valdivieso, con prólogo de Felipe Albornoz.  

"Lo escrito, escrito está", de Simón Valdivieso Vintimilla, es un libro editado por la Editorial Centro de Estudios Sociales de América Latina, y  puede ser descargado por cuanto lector se interese en transitar por sus palabras. 

"Así lo llamaban", "Ayer fueron los indios", "Ayúdalo a despertar", "Cinco minutos antes", "Con sentido común", "Cuando el soberano", "Cuando Sangurima", "El ojo detrás", "Se consagra un esfuerzo" y "El tirano liberal" son parte, entre otros, de la compilación de artículos publicados en diario "El Mercurio", de Cuenca, a lo largo de cinco años. 

El papel periódico (que debe estar en algunas hemerotecas), al que la pátina del tiempo le ha dado otro color, y la memoria del computador que conserva intacto el pensamiento expresado durante estos años, son testigos silenciosos del quehacer de cada miércoles. 

El autor del libro menciona, en una parte de "Lo escrito, escrito está", que habrá quienes hurgarán en su memoria para recordar "Viviendo el patrimonio", del último miércoles de diciembre del año 2009, pasando por "Así paga el diablo", "A otro perro" y "Cuy por cóndor", de cualquiera de los miércoles de los años 2006, 2007 y 2008. 

No pueden faltar además su leimotiv, como "Abuela de la casa" y el "Viejo Lucho", con quienes los lectores se resintieron en su tiempo denostando la sabiduría popular que forma parte de la memoria social. 

La pluma de Simón Valdivieso es una pluma indócil y desafiante, y el propio título de su libro no admite concesiones; su palabra fue lanzada como los tizones de una hoguera o como una finta, cual esgrimista verbal, en donde la pluma se convierte en sable y esa palabra no tiene vuelta: habrá despertado, provocado, denunciado, molestado, quizá herido, tal vez destruido, pero su palabra disidente ya fue, escribe Felipe Albornoz en una parte del prólogo. 

En un ejercicio de democratización del conocimiento, por parte del fondo editorial CES-AL, presentamos el sitio de descarga:  

Sitio de descarga del libro, blog https://drive.google.com/file/d/1LNrFFUWcIUMd6dvjRpIjq-O5l4DOChn4/view