Las guitarras de San Bartolo, tradición de la mejor calidad

30 de octubre de 2012 - 00:00

El Primer Festival de Guitarras, a realizarse en Cuenca, muestra los mejores instrumentos construidos en la parroquia azuaya de San Bartolo, y precisamente son parte de este evento sus artesanos, quienes viven de este trabajo.

Más de medio centenar de instrumentos de cuerda están expuestos en varios stands, los mismos que son apreciados por la ciudadanía como un homenaje a Cuenca en su fecha de Independencia. La exposición se extenderá hasta el próximo 4 de noviembre.

La parroquia de San Bartolo, a 40 minutos de Cuenca, es considerada la “cuna de las guitarras”. Es allí donde se fabrican estos instrumentos, muchos de ellos son vendidos o enviados al exterior y utilizados por grandes artistas debido a su calidad en el sonido.

Para Bolívar Ávila Banegas, director general de este  festival, el evento tiene la iniciativa de ser un aporte para las fiestas de Cuenca, no con un fin de lucro sino de incentivar a cultura, rescatando las tradiciones en la construcción de instrumentos. “Hemos podido reunir a un gran grupo de constructores y de músicos cuyo principal interés es afianzar la esencia local ”.

Olivo Chiliquinga, hijo del gran constructor de guitarras Hugo Chiliquinga, fallecido en octubre del año anterior en Cuenca, se unió a este festival. Dada la gran trayectoria de más de 60 años en este arte, dijo sentirse muy orgulloso de poder aportar.

Olivio, además, dictará talleres de construcción de guitarras para el público que quiera enterarse de sus secretos. “Es para mí un gusto dar a conocer a los jóvenes sobre este arte, para que tengan un hobby y tengan algo en qué entretenerse”, manifestó muy emocionado en el momento de la inauguración, realizada en el local de Sono,  en la calle Borrero y Presidente Córdova, donde se exhiben las guitarras.

En este Primer Festival de Guitarras  participa el Ministerio de Cultura, que también apoya y da su aval a este evento.
Hernán Rodríguez, director provincial del Ministerio de Cultura, mencionó que se ha planificado al detalle la organización de este evento buscando mostrar lo que los artesanos azuayos pueden hacer con la madera y, además, demostrar que estos instrumentos son apetecidos a nivel internacional. “Unámonos a estos procesos culturales, en donde los jóvenes puedan aprender cosas positivas”, expresó Rodríguez.

Durante el evento, el presidente del gremio de artesanos de San Bartolo, Hernán Benalcázar, destacó que los artesanos que hoy están presentes pertenecen a la cuarta generación de constructores de guitarras.

Los instrumentos expuestos tienen un fino acabado y su costo varía de $ 1.800 a $ 7.000, pero también hay guitarras más económicas, cuyo precio está en los $ 700. Las guitarras de San Bartolo han sido exportadas a los cuatro continentes, según Benalcázar.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: