La Salle y un sueño musical que inspira

- 19 de diciembre de 2019 - 00:00
Las prácticas de la banda se orientan a la enseñanza práctica de cada instrumento musical.
Cortesía del colegio San José La Salle

El colegio creó su banda de guerra en los años 40, pero en 2007 se transformó en una banda de paz o de música. En 2020 participará en un concurso internacional en Bogotá.

Todo empezó allá por los años 40, cuando un grupo de hermanos religiosos de la Unidad Educativa San José La Salle, de Guayaquil, tuvo la visión de crear una banda de guerra.

El gestor de la iniciativa fue el hermano Adolfo Armijos, quien la dirigió por muchos años cuando en sus inicios la integraban entre 50 a 60 estudiantes.

Miguel Jaramillo, docente y director general de la Banda Musical del San José La Salle, recuerda que la idea de tener este proyecto surgió porque, en ese entonces, otros colegios emblemáticos de Guayaquil contaban con una banda de guerra.

La motivación es una parte primordial dentro del proceso de aprendizaje de los estudiantes.

Indica que el éxito que generó la agrupación ocasionó que en los años 70 la banda del colegio La Salle tuviera cerca de 200 integrantes o estudiantes.

En ese entonces contaban con instructores especializados que se dedicabann a la parte de la música, de marchas, etc.

“Recuerdo que en plena calle 9 de Octubre se hacían concursos de banda en fechas festivas, y nosotros obtuvimos el primer puesto en los años 70, con una coreografía y tocando al mismo tiempo”, mencionó Jaramillo.

Con el pasar de los años, la banda continuó con la animación de desfiles, pero en 2007, el Acuerdo Ministerial 166, emitido en el Gobierno anterior, transformó a las bandas de guerra en bandas de paz o de música para difundir el pentagrama musical.

Tras ello, el colegio invirtió más de $ 30.000 en la compra de diversos instrumentos de viento para tener una banda musical, cuyos instructores son actualmente Jorge y Johan Samaniego.

Hoy en día, dijo Jaramillo, son 53 estudiantes (30%, mujeres) los que conforman la banda.

Cuentan, en instrumentos de viento, con: 15 saxofones altos, 2 saxofones tenores, 9 trompetas en Bb, un clarinete en Bb, 4 flautas traversas y 7 trombones de vara. En percusión, con: 4 tambores, 4 bombos, 3 platillos y 6 liras.

Poseen una amplia selección de canciones y géneros musicales, como pasacalles, albazos, pasillos, cumbias, salsas, marchas, himnos y villancicos.

La Salle Marching Band, como se llama actualmente, se presenta en los actos cívicos de la ciudad a donde la invitan, al igual que dentro y fuera de la provincia del Guayas.

En 2020, el colegio participará en un concurso de bandas a realizarse en Bogotá (Colombia), en donde se reunirán varias instituciones de Latinoamérica, e incluso de Centroamérica, que cuentan con este tipo de agrupaciones.

“El ganador del concurso llevará un plus para el gran concurso internacional de Pasadena, California, evento en el cual queremos participar”.

Selección de sus integrantes
Jaramillo indicó que muchos alumnos desean integran la banda, pero no todos tienen las aptitudes para ser parte de ella.

Señaló que este año, de entre 50 a 40 aspirantes, 10 no ingresaron a la agrupación musical.

“No porque no tengan aptitud para la música, sino por otros factores, como el tiempo para los ensayos”, dijo el docente.

Comentó que la banda se mantiene con estudiantes desde octavo hasta segundo de bachillerato. Por lo que cada año convocan a nuevos aspirantes.

Como resultado del proceso de aprendizaje práctico-teórico, los estudiantes más destacados de la banda ingresan a otros formatos musicales que el colegio posee, como la banda sinfónica, que la integran nueve estudiantes.

Ellos lograron un avance muy notable en la interpretación de su instrumento musical. La complejidad del repertorio de la banda sinfónica va desde música clásica, jazz, swing, hasta géneros latinoamericanos y otros.

Para Paul Frixon, de primero de Bachillerato, ser parte de la banda musical es una gran experiencia en su vida estudiantil. Está allí desde junio pasado e inició con el bombo. Hoy toca la flauta traversa.

Su primera participación fue para el desfile de las fiestas julianas. “Fue increíble estar allí e interactuar con mis amigos”.

Mientras que Tahilis Del Rosario, de décimo de Bachillerato, dice que ser parte de la banda es una experiencia única y bella.

Ingresó en septiembre pasado y su primera participación fue para el Juramento a la Bandera. “Tuve el apoyo de mi papá, él me decía que ingresara y que tocara la lira. Me gusta mucho estar aquí”. (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Cuentos de Cartón

#CuentosDeCartón es una iniciativa de @CartonPiedraET para impulsar la creatividad literaria .
¡Nos interesa leerte!

Quiero participar

Medios Públicos EP