La librería independiente marca ofertas alternativas para lectores

10 de enero de 2013 - 00:00

La vida editorial de Quito dio un giro angular: la aparición de librerías pequeñas o también llamadas independientes permitió que el consumo tome un nuevo cauce. Así, por ejemplo, Tolstói abrió un nicho que las ciencias sociales tenía limitado en las cadenas.

Situada en el corazón de la capital, esta librería -sin altas pretensiones por sus pequeños estantes- propone títulos como Interpretación de las culturas, de Clifford Geertz, editado por Gedisa, o tiene poemas de la autora española Olvido García.

Ambos textos no son de venta masiva y, por obvias razones, no son la apuesta de grandes librerías. “Trabajo bajo pedido, entonces la gente ya sabe acá que yo consigo libros que no se hallan fácilmente. Traigo novedades, bueno, y traigo los libros que me interesan, que están más cercanos a lo que a mí me gusta”, cuenta Karina Sánchez, propietaria.

“Creo que la gente que viene acá es distinta, son principalmente universitarios o gente que está haciendo maestrías. Buenos lectores y gente que está dentro de las artes, artistas, gente a la que le interesa la literatura, la sociología".

Otra de las librerías que apuestan por textos de nicho es El sabueso. Asimismo, ubicada en el centro de la capital, su apuesta es generosa con las ciencias sociales. “Hemos definido un poco nuestra clientela, nuestra línea está dirigida sobre todo a las Ciencias Sociales y a la Literatura, y queremos tener novedades antes que otras librerías”, dice Carlos Andrade, copropietario.

Andrade afirma que los libros más solicitados fueron de autores internacionales, como la novela Baila, baila, baila, de Aruki Murakami. Asevera que hubo varias novedades editoriales ecuatorianas, específicamente de política; estas obras también tuvieron una amplia demanda entre los consumidores.

El Ecuador editorial en 2012  

El movimiento editorial de 2012 en Ecuador fue igual al de otros países, donde la novela que encabeza la lista de los libros más vendidos del año es la primera entrega de la trilogía Cincuenta sombras de Grey, escrita por la inglesa E.L. James.

Entre los países donde esta obra de carácter erótico tomó el papel de protagonista en las ventas de las librerías, están: España, Inglaterra, Italia, México, Argentina, Colombia, Francia, Brasil, entre otros.

La historia narra la vida de una mujer de 21 años, Anastasia Steele, y su relación con el joven empresario Christian Grey. La novela potencia los encuentros sexuales de sus protagonistas y gira en torno a sus prácticas de sexo bondage.

Solange Rodríguez, autora guayaquileña, comenta por qué la pluma de E.L James ha logrado cautivar a miles de audiencias. Explica que esto se debe a “la publicidad con la que viene esta novela desde su apoyo editorial. Cincuenta Sombras de Grey tuvo librerías que engalanaban sus estantes con este libro... aparte del morbo, claro”. Agrega que, definitivamente, “no se trata de un fenómeno de literatura erótica, es solo un fenómeno de consumo”.  

A Cincuenta Sombras de Grey se la ha catalogado como “porno para mamás”, sin embargo, ellas no han sido las únicas interesadas en adentrarse en esta historia en la que prima el erotismo; el consumo también se vio marcado en los jóvenes.

Este es el caso de Sofía Baquerizo, estudiante de Comunicación, quien decidió leer la novela por ser un best seller. Explica que es su primer acercamiento a una novela erótica. “Las sombras de Grey son espantosas, no digo malas, sino espantosas... pero, esa simplicidad con la que está narrada la trilogía ha permitido a muchas personas darse cuenta de que leer un libro no es tan malo ni tan arduo como se cree”, dice Rodríguez y argumenta que la trilogía no aumentará a los lectores de obras eróticas.

Ángelo Sánchez, jefe comercial de Mr. Books, explica que al menos por un trimestre más la trilogía erótica Cincuenta sombras de Grey seguirá primero en las ventas, si bien en julio del 2012 sacaron al público esta obra y en septiembre “se dispararon las ventas”, según Sánchez.                      

El libro que se encuentra como el segundo más vendido de Librimundi, es el análisis político de Osvaldo Hurtado, Dictaduras del Siglo XXI. En la librería El Sabueso, en cuanto a obras ecuatorianas, una de las más vendidas fue La otra muerte del doctor, de Javier Vásconez.            

Por otro lado, uno de los libros que aparece en las listas de los más vendidos de las librerías Mr. Books, Librimundi, Rayuela y El Sabueso, es El abuelo que se tiró por la ventana y se largó, de Jonas Jonasson, publicado en Suecia en el 2010.             

Ana Cristina Herdoíza, coordinadora editorial y de medios de comunicación de Océano, cuenta que esta es la novela más vendida de la editorial, en el 2012. Además, esta obra es una de las más solicitadas por los lectores en España.

Al comparar este éxito con el de la trilogía de E.L. James, explica que “cada uno a su manera toca temas actuales, que antes eran tabú, o en el caso de El abuelo... lo hace de una manera descomplicada y divertida, que tal vez fue innovadora para el público”.

También comenta que, a pesar de la diferencia de géneros, ambas obras son elegidas por los consumidores “para saber la razón de su éxito o para poder tener una percepción propia e ideas personales sobre los best sellers”.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP