Telegrafistas

La diagramación en función de la información

- 28 de enero de 2018 - 00:00

Un lienzo en blanco significa que al artista tiene la libertad para plasmar una idea, pero también es la etapa más difícil del trabajo. En el diseño editorial, todos los días las páginas de un periódico amanecen en blanco y la maquinaria gráfica comienza a llenar los espacios. Todo inicia cuando el periodista ha recopilado el material de su nota. Con los años el proceso se vuelve casi automático, a veces eso afecta la puesta en escena de algún tema.

En este oficio de diseño editorial hay algunas opciones para resolver adecuadamente la comunicación: un periódico se compone básicamente de la recopilación de información obtenida por una reportería periodística, es la materia prima para diseñar una página, a esto se le agrega elementos que apoyan a la información (fotos e infografías), todo en función para que el lector navegue adecuadamente por el espacio diagramado. Al ser una publicación diaria existen maquetas preestablecidas que resuelven rápidamente páginas que ya tienen un formato, eso ayuda a que el diario tenga una secuencia ordenada y con el paso del tiempo quede marcado un estilo de diagramación.

Un buen diagramador o maqueteador, es aquel que respeta los espacios establecidos (a pesar de la insistencia de los colegas periodistas) y no le aumente o disminuya la tipografía para cuadrar el espacio, o le haga más pequeña o mas grande la foto para que entre el texto. Ese es el diseño editorial, un tipo de diseño que no es decorativo, donde el elemento principal es el texto. A partir de la información, el diseño se ordena según la importancia de la noticia pero muchas veces los diarios se exceden en el diseño y termina como decoración.

Los periódicos tienen un sistema de columnas que dan la pauta para poder diseñarlo. Detrás de lo que sale impreso hay guías horizontales y verticales, también separaciones de espacios en módulos, esto ayuda al diagramador para componer “su lienzo en blanco”. Esta guías prácticamente son la columna vertebral de una edición impresa, los espacios marcados deben alinear entre una página y otra, la foto debe estar alineada con el texto, una línea debe separar exactamente un espacio de texto. Esta fórmula milimétrica tal vez el lector, cuando lee el diario impreso no se de cuenta, pero su mente la puede percibir al momento de recorrer y poder leer adecuadamente la página.

Hay temas periodísticos donde se puede hacer un diseño diferente, agregarle color, siluetas, tipografías diferentes, pero esto debe hacerse de una forma ordenada, respetando el estilo gráfico y el tamaño de las columnas. También hay elementos dentro del diseño editorial que ayudan a componer una página, existen formatos de cronología o líneas de tiempo, citas, sub-notas, una columna de análisis, un destacado o una caja de datos, estos formatos también deben tener el tamaño del módulo y columna del diario.

Con todos estos elementos, el lector puede leer sin caos visual o sin desorden un diario. El diseño editorial es una suma de oficios: periodistas, fotógrafos, diagramadores, infografistas, correctores y retocadores de fotos, cada uno desde su espacio aportan para que cada año, durante 365 días esos lienzos en blanco puedan ser llenados.

 

 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: