LA EXHIBICIÓN ESTARÁ ABIERTA HASTA EL 26 DE ABRIL

Javier Gavilanes expone su ‘de-construcción’ (GALERÍA)

- 11 de abril de 2014 - 00:00
Mano de Obra, cuadros trabajados con dibujos y cintas retrorreflectivas, son parte de la serie que expone Gavilanes en el Museo Municipal. Foto: William Orellana.

LA EXHIBICIÓN ESTARÁ ABIERTA HASTA EL 26 DE ABRIL

El guayaquileño Javier Gavilanes se revela ante su pasado, lo exterioriza, levanta, lo hace más liviano ante la mirada y sus múltiples interpretaciones y se ‘de-construye’.

Gavilanes presentará hasta el 26 de abril en la sala de Arte Contemporáneo del Museo Municipal de Guayaquil su segunda muestra individual, De-Construcción. Esta es una recopilación de piezas trabajadas desde 2012, con las que intenta recapitular las actividades que inició a los 15 años en carpintería, albañilería y cerrajería.

Javier Gavilanes fue un aficionado a los museos desde niño. Siempre le había interesado el arte, especialmente el dibujo. A pesar de que terminó su bachillerato en informática en el colegio Fiscal Vicente León nunca lo aplicó, siguió trabajando en la construcción civil. A sus 32 años esa curiosidad por el arte lo llevó a retomar sus estudios y se inscribió en el Colegio Bellas Artes de Guayaquil; luego de dos años lo dejó para iniciar la carrera de artes visuales en el Instituto Superior Tecnológico del Ecuador (ITAE).

Sus primeros trabajos artísticos se enfocaron en el hiperrealismo. De alguna manera, quería apartarse del trabajo de la construcción civil, pero decidió que desde el arte, terreno en el que busca afirmarse desde hace ocho años, se enmarcaba una propuesta artística innovadora.

La muestra está integrada por Mano de obra, una colección de dibujos de implementos para la construcción. Los cuadros fueron trabajados con técnica mixta y combinados con una sobreimposición de cintas adhesivas retrorreflectivas.

Con el mismo aditivo se exponen Estilos Manuales, un conjunto de bocetos de muebles que el autor de la obra trabajó cuando se dedicaba a la carpintería; esta vez la forma trabajada se enfrenta a la arbitrariedad del diseño otorgada a las cintas.

Puertas y ventanas que usualmente se observan en la ciudad también se exponen, junto a un conjunto de cuadros dibujados en grafito al que llamó Conglomerate Labium. Según el autor “Cada elemento visual tiene un código, yo jugué con códigos falsos”. Además de los elementos de dibujo hay una serie de esculturas expuestas, entre estas Yo y mis actitudes, un trabajo en hierro forjado que toma la forma de regalos-celdas, por el cual ganó el tercer lugar en el Festival al Aire Libre (FAAL) de 2013.

Con el resto de esculturas, como con los dibujos, Gavilanes sostiene su propuesta. “Hay algo estable, en el sentido de la obra. Cuando uno hace los pilares son cosas que desaparecen, que ya no se van a ver. Mi idea era darle un potencial a partir de lo que no veíamos. Sacarlo de esa forma oculta. Son los pilares de las cosas”, dice el autor. Después de De-Construcción, Gavilanes prevé ser parte de una muestra colectiva el 8 de mayo en el Museo Antropológico y de Arte Contemporáneo (MAAC) junto a otros artistas. Entre sus expectativas está participar en una Bienal dentro o fuera del país.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: