Los premios platino otorgaron reconocimientos al cine iberoamericano

Gloria, o cómo explorar fuera de los límites

- 08 de abril de 2014 - 00:00
Paulina García protagoniza a Gloria en la película de Sebastián Lelio por la que ganó el Premio Platino a mejor actriz.. Foto: Internet.

Los premios platino otorgaron reconocimientos al cine iberoamericano

Gloria, del chileno Sebastián Lelio, consiguió los primeros premios a mejor película, guión y actriz de los Platino, realizados este sábado 5 de abril en el Teatro Anayansi de la capital panameña.

El logro de la película chilena pone delante de los cinéfilos y de un público expectante al desarrollo del cine iberoamericano, a un personaje y una historia con pocas réplicas.

La comedia y drama, que desde su preselección figuraba entre las favoritas de los Premios Platino, aborda la vida de una mujer de 58 años que se explora en la soledad, llenando sus días de actividades. Por las noches tiene el hábito de asistir a fiestas de solteros adultos en busca de aventuras, hasta que conoce a Rodolfo, interpretado por Sergio Hernández, un hombre de 65 años al que Gloria acepta sin cuestionar su pasado hasta que se vuelve inevitable enfrentarlo.

Rodolfo aparece como el arma que Gloria necesitaba para encajar en los juegos de juventud que la reanimen, o las escapadas en viajes sin enfrentarse a los comentarios de los conocidos;para retornar a la curiosidad de lo prohibido, como las drogas; pero sobre todo para agarrarse de quien considera es su última posibilidad de ser amada.

Gloria es protagonizada por la actriz chilena Paulina García. Por esta misma película García logró cautivar también al jurado del Festival de Cine de la Berlinale, en febrero de 2014, por lo que recibió el Oso de Plata a mejor actriz. Entre ese público experto, abundante de hombres maduros, la primera reacción fue pedir su número de teléfono.

Su protagonismo, según la actriz, se funda en ponerle luz a aquellos lugares que están ocultos o en la penumbra de sí misma y que son menos vehementes en su vida cotidiana. Tal vez esa sea la premisa para que su actuación sea tan convincente y emotiva.

Pero las críticas sobre Gloria van más allá de lo que se puede observar como un público distante a la realidad chilena. En esto coinciden varios comentaristas al asegurar que la película de Lelio, más allá de trabajar sobre la vida de una mujer madura que quiere encontrar un camino para no sentirse sola, es una analogía a la política chilena.

Para Lelio, el cine iberoamericano no existe. “Existen comunidades culturales que se traducen en una forma de estar en la vida, pero una especie de programa estético común, por suerte que no”, dijo en una entrevista ante los medios de comunicación luego de los Premios Platino. Esa identidad compartida en las técnicas, mas no en los discursos, se replica en Chile, donde, asegura, el trabajo de los cineastas intenta ponerse a la altura de la modernidad de la sociedad actual.

Lelio apunta a que, en el caso de los chilenos, el discurso sobre la dictadura, vivida entre 1973 y 1990 con Augusto Pinochet, está vigente y que como han dicho varios comentaristas sobre Gloria, la presencia de una analogía en la cinta no es indiferente.

Rodolfo no puede cortar por completo la relación que tiene con su familia, pues tanto su exesposa, como sus hijas siguen dependiendo de él. Según escribió Pamela Biénzobas en la Revista de Cine Mabuse, “el patético y cobardísimo Rodolfo es ese pasado dictatorial que hoy está integrado en la sociedad, que trata de cambiar su apariencia, pretende romper con las instituciones pasadas y rehacerse una identidad, pero solo por conveniencia propia. Y Chile, como Gloria, se presta al juego, aceptándolo sin preguntas”.

Y es que Gloria antes de llegar a esa búsqueda de sí misma, entre actividades juveniles y romances, vivió ese período de dictadura en el que era poco probable traspasar los límites impuestos por el poder político por la represión de la época. Rodolfo, en cambio, confiesa, tras varios meses de relación, que él estuvo en un puesto de trabajo que solía relacionarse con los militares.

La efectividad de Gloria en los Festivales Internacionales no es recíproca con la realidad del mercado. Según su director, encontrar nichos para proyectar y difundir mejor su trabajo audiovisual es difícil.

Para este año está prevista la proyección de la película ganadora de tres de los cuatro premios Platino por los que estaba nominada, en más de 40 países.

Por su parte Lelio asegura que al menos en Chile “es más fácil encontrar Iron Man que la última de (la argentina) Lucrecia Martel. Ojalá estos premios sirvan para crear una mayor conciencia”. Mientras tanto, el cineasta chileno se prepara para iniciar una nueva película, desde el restaurante que instaló en Berlín. Este nuevo proyecto, de seguro tendrá más espectadores, considerando los logros que obtuvo con Gloria.

Si bien los Premios Platino nacen con la intención de hacerle nicho al cine que se trabaja en Iberoamérica, las convenciones con las que se premia a la industria de Hollywood en el Oscar estuvieron presentes:la alfombra roja, los vestidos de gala de los invitados y los presentadores caracterizados por sus talentos musicales y humorísticos.

En esta primera edición también fueron premiadas la cinta de animación argentina Futbolín, de Juan José Campanella, en la categoría de mejor música y cinta animada; la también argentina Wakolda ganó como mejor coproducción y, como se había anunciado con anticipación, la actriz brasileña Sonia Braga recibió el Platino de honor en conmemoración al cine brasileño y a su trayectoria.

Datos

Gloria fue grabada en 2012 en Chile.

La primera proyección de la película fue en elFestival de San Sebastián, donde logró el Premio Cine en Construcción.

En 2013 la actriz protagonista, Paulina García, ganó como mejor actriz en el Festival de Cine de la Berlinale.

El mismo año estuvo nominada a mejor película hispanoamericana en los Premios Goya, a mejor extranjera en el Independent Spirit Awards; en la selección de National Board of Review figuró en el top de películas extranjeras del año y obtuvo el Tercer Premio Coral en el Festival de La Habana.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: