La 'Frágil Genealogía' de Argenzio llegó a Cuenca

- 27 de noviembre de 2018 - 00:00
La artista María José Argenzio en compañía de Edu Carrera, el curador de la muestra Frágil Genealogía que pone en diálogo piezas nuevas con anteriores.
Foto: Fernando Machado / El Telégrafo

La artista guayaquileña presenta una exposición individual, curada por Edu Carrera, en el Museo de los Metales. Permanecerá abierta hasta este viernes.

Revestir de oro la arquitectura patrimonial, las monedas del sistema financiero, el mobiliario de una casa, los marcos de los retratos de la familia o hasta la indumentaria que se usa a diario ha sido un símbolo que genera distinción y marca social.

Detrás de estos gestos se esconde un relato colonial, como si al recubrir de pan de oro una figura también hubiera una necesidad por blanquearse el cuerpo y la mente.

La artista guayaquileña María José Argenzio da cuenta en su obra de esas tensiones de clase, raza y género que aún siguen vigentes en los sistemas políticos y económicos de América Latina. A través del uso excesivo, incluso teatral, de materiales considerados nobles -como el oro o la madera de guayacán-, la artista reflexiona de forma crítica e irónica el pasado colonial que no deja de repetirse.

En la muestra individual Frágil Genealogía, que estará expuesta hasta este viernes 30 de noviembre en el Museo de los Metales, en Cuenca, Argenzio convoca obras de diversos períodos junto con las más nuevas, generando una suerte de modernas instalaciones y diálogos.

Así, en la primera sala del museo, la obra 1729 (que recrea la peluca del rey Felipe V de España mediante hilo de cobre bañado en oro sobre pedestal hecho en guayacán y terciopelo negro) se junta a la más reciente producción de Argenzio, que son retratos fallidos, incompletos, del señorío ecuatoriano.

“Frente a la genealogía de las instituciones museísticas que ha dado prevalencia a una visualidad blanca, masculina, heterosexual e históricamente racista, esta muestra pretende abrir un espacio de crítica a la construcción de las identidades poscoloniales y busca revelar, desde las prácticas artísticas, la pervivencia del orden colonial”, escribe Edu Carrera, curador de esta muestra.

La propuesta de Argenzio señala la genealogía de la identidad hispanoamericana y devela la forma cómo esta se ha construido mediante jerarquías de raza, familia y clase. Y, paralelamente, cuestiona esas identidades satirizando los materiales que han estado relacionados a la nobleza.

Toda la grandilocuencia de materiales, como el oro o el terciopelo, se vuelve frágil en el trabajo de esta artista con una maestría en Bellas Artes realizada en el Goldsmiths College, Universidad de Londres.

“Lo que me ha hecho cuestionar este tipo de aspectos es haberme ido del país. Hay un antes y después de mis estudios en Goldsmiths, una universidad muy política. Siendo ecuatoriana veía distinto el entorno desde afuera, de cómo entró con fuerza la izquierda en el país con los discursos antiimperialistas. Eso como me dio cuerda para crear”, señala Argenzio durante un recorrido guiado.

En la serie Banderín (2015-2016), la artista estudia los componentes y significados de las heráldicas gentilicias –a partir de su estadía en Palma de Mallorca, y las resignifica. Quita las iconografías convencionales de las de las heráldicas (armas, flora o fauna) y las reemplaza por iconografías más locales (hacha, cerbatana o flecha).

Junto a este trabajo está la pieza Chiquita (2013), que son bananas hechas de resina y cubiertas en pan de oro sobre un almohadón de terciopelo negro. Esta divertida obra cuestiona los estereotipos que se han construido en relación a América Latina.

Obras de diferentes períodos dialogan en salas compartidas. En la foto  aparece la pieza Chiquita junto con la serie de heráldicas Banderín.Obras de diferentes períodos dialogan en salas compartidas. En la foto  aparece la pieza Chiquita junto con la serie de heráldicas Banderín. Foto: Fernando Machado / El Telégrafo

Otras obras interpelan los apellidos más “nobles” asociados a la oligarquía guayaquileña, como Arosemena, Noboa o Febres Cordero. También hay un señalamiento crítico a la dolarización, cuando la artista recubre 25 mil monedas de 1 sucre en pan de oro, formando un billete de 1 dólar. (I)

Maestría
Estudios de la artista
María José Argenzio (Guayaquil, Ecuador 1977) vive y trabaja entre Guayaquil y Londres. Entre sus títulos académicos se cuenta una maestría en Bellas Artes realizada en el Goldsmiths College, Universidad de Londres (2010).

5 grandes muestras indivuales ha hecho en Ecuador. También ha expuesto afuera.

Muestras colectivas
Ha expuesto en varias muestras colectivas, como en LOOP Barcelona The Moving Image City Festival (2013 y 2014) y Jugada a 3 Bandas en la Galería Magda Bellotti de Madrid (2013).

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: