El consumo de teatro suma más espacios escénicos

- 23 de septiembre de 2018 - 00:00
La fábula del León y el Ratón es una de las obras de Ana Von Buchwald. En La Casa de los Títeres se exhibirán, cada mes, 50 muñecos de los 500 que diseñó y elaboró.

La Casa de los Títeres, Arlequín y Teatro Toledo son las recientes ofertas de locales que promueven la actividad teatral y la creación de nuevos públicos en Guayaquil.

La necesidad de abrir más espacios culturales por el crecimiento de proyectos artísticos impera en Guayaquil.  Tres nuevos lugares dirigidos por figuras reconocidas en el campo de la actuación  se suman a los locales que siguen inculcando el consumo del teatro, uno en auge.

El primero que ya está operando pero aún no ha tenido exposición mediática es Teatro Café Toledo, el cual  estrenó sus primeras obras durante su inauguración realizada el pasado 20 de julio.

Su propietario es el productor de televisión Jorge Toledo, recordado por dirigir los programas Ni en Vivo ni en Directo y Vivos.

Mientras que en el centro de la ciudad,   en la ciudadela La Ferroviaria, funcionará desde el 12 de octubre La Casa de los Títeres, presidida por la Fundación Teatro Experimental de Guayaquil, donde se exhibirán los muñecos de Ana Von Buchwald.

Jaime Roca, Pamela Ruiz y Jackson Peralta son los actores de la obra Quiero ser Alcalde, entre mozas y voceros, que este mes se presenta de jueves a sábados, a las 21:00, en Café Teatro Toledo. (foto)

Al otro lado de la ciudad, en el kilómetro 11.5 vía a la Costa, Arlequín se proyectará como el nuevo concepto teatral de los directores Oswaldo Segura y Tati Interllige, junto al empresario Fernando Morales y la coordinación de Maribel Solines. Su apertura será el 3 de octubre.

Un teatro solo de comedias

Como productor de cine y   televisión he asumido un reto con este espacio y creo que es una manera de ofrecer, a nivel profesional, todo lo que he entregado en televisión en relación a programas en vivo”, manifiesta Toledo.

Asegura que la programación con la que arrancó ha dado sus frutos y que la acogida por el público que lo sigue en redes sociales ha sido exitosa. Quiero ser alcalde entre mozas y voceros fue una de las obras que  presentó este teatro, que funciona dentro del Círculo Militar, ubicado en Circunvalación Norte # 206 y Víctor Emilio Estrada.

“Café Teatro Toledo persigue el promocionar diferentes propuestas escénicas a través del género humor”, precisa el productor sobre las piezas que en este espacio tienen una duración de 35 a 40 minutos.

Toledo insta a actores y empresarios de esta rama a que se animen a presentar sus proyectos en este espacio  que abre de jueves a sábados, a partir de las 21:00, con un menú de licores y piqueos.

Arlequín se suma a la tendencia

“Me motivó hacer otra cosa que no fuera el teatro tradicional y darle la oportunidad a gente joven que pueda presentar sus trabajos”, explica Oswaldo Segura.

Oswaldo Segura y Angelita Chavarría ensayan una de las obras que se presentarán en Teatro Arlequín, ubicado en el kilómetro 11 de la vía a la Costa. Se estrenará el 3 de octubre. (foto)

Él fue un pionero de los teatros independientes, como el Del Ángel que abrió en la década del ochenta junto a Tati Interllige.

Con ella vuelve a treparse a la aventura de construir un acogedor centro donde receptarán todo tipo de proyectos artísticos que no solo se basen en microteatro o teatro largo; también presentarán conciertos, danza y demás creaciones originales.

“A la gente que venga quiero darle más libertades, no quiero calificarles los trabajos porque todo el mundo tiene derecho a dar sus ideas. A lo mucho vamos a cuidar el lenguaje porque a la gente no le gusta la vulgaridad”, opina el actor.

Dos salas para el desarrollo de teatro en formato corto y dos con capacidad para 200 personas, más una cafetería que ofrezca piqueos y todo tipo de tragos, será la oferta que el público y artistas tendrán con Arlequín.

El guardián de las cumbras, dirigida por el mismo Segura, y El plato del día, serán las obras con las que estrenarán una cartelera que estará activa de martes a domingos, a partir de las 20:00.

Los títeres tendrán su espacio

La labor de más de tres décadas de la titiritera Ana Von Buchwald será reconocida con un museo que acogerá los 500 muñecos de su autoría en La Casa de Los Títeres.

Así lo resume su amiga y colega, Marina Salvarezza, directora de la Fundación Teatro Experimental de Guayaquil, quien preside este proyecto avalado por la Fundación Siglo XXI.

“No tienes idea de cómo he luchado para conseguir al menos cien metros cuadrados para este espacio porque es un trabajo de una vida de 70 años de Anita Von Buchwald  creando estos títeres y haciendo las obras para niños”, dice la actriz italiana.    

Adelanta que el local se inaugurará con la muestra de 50 de los 500 títeres, que cada mes rotarán. Además, presentarán las obras de su creadora que, al momento, se encuentra frágil de salud, pero que sí será testigo de este sueño hecho realidad.

“Habrá una convocatoria incluso para dar talleres de arte de teatro y de creación de títeres”, indica Salvarezza y certifica que Guadalupe Chávez, discípula de Anita,  será la titiritera que presidirá dichos cursos. La Casa de los Títeres estará frente a La Bota, en un rincón contiguo a la fuente de la música y su proyección será de un centro de actividad cultural para escuelas y colegios, y dirigido a niños con discapacidad. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: