Ecuador, 19 de Abril de 2024
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo
Comparte

El pincel se remoja en 3 fuentes

El pincel se remoja en 3 fuentes
07 de abril de 2011 - 00:00

El arte digital aún no alcanza su momento de auge en el país, pero poco a poco hasta los creadores más inusuales, como un estudiante de medicina de la Universidad de Guayaquil -que desde muy pequeño siempre fue aficionado a las artes plásticas-, lo incorporan a su repertorio. Y es que un artista aún en crecimiento como William Zea, de 24 años, encuentra un espacio ideal para mostrar su faceta de diseñador multimedia y pintor en una galería íntima y acogedora como lo es la de la Alianza Francesa de Guayaquil, ubicada en Hurtado y José Mascote.

Antes de entrar al auditorio y junto a la plazoleta contigua a la cafetería, veinte cuadros de Zea encandilan al que por ahí transita a escudriñarlos más de cerca. Se trata de ExpreZeanismo, una recopilación de varios cuadros que el estudiante de medicina ha elaborado desde que tenía 12 años, mientras estudiaba en el Centro de Estudios Espíritu Santo, donde obtuvo varios méritos por su talento en la plástica. Cada obra grita para adquirir vida propia, aunque desde la apertura de la muestra -el 23 de marzo- muchas no cuentan con su cédula respectiva.

Al sumergirse en la muestra, uno pasa de las coloridas (naranjas, rojos, azules y amarillos) Mi nacimiento y La familia (díptico) a la cubista Guayaquil de mil colores (presenta íconos de la ciudad, como una iguana, la Columna de los Próceres y elementos del Hemiciclo de la Rotonda), para llegar a la algo lúgubre Abrazo, la pieza de mayor dimensión y en técnica mixta. Pater noster demuestra una leve zambullida de Zea en el arte nacional, emulando la visualidad de Kingman, pero con los conceptos de Guayasamín; luego da brincos al arte internacional y se vuelve un aprendiz de Goya o Pollock en proceso con Desfogues del alma, Inspiración 1 e Inspiración 2, respectivamente. Es en la última tanda de obras, las colocadas más cerca de la puerta del auditorio de la Alianza, donde se revela William Zea, justamente en las 4 piezas de arte digital, como Infinito Net Art; y en los últimos abstractos, como Paisaje marino y Paisaje marino nocturno.

Lo ha dicho el propio autor (www.wzea.net), su arte inicia cuando era muy pequeño y realizaba sus primeros garabatos y luego como un hobby. Ahora con ExpreZeanismo y las muestras que le sigan espera tomar su obra con mayor seriedad. Empieza por darle un título a su primera exposición individual, que deriva de la identificación que siente con la corriente expresionista.

Zea y el letrero que da la bienvenida a la exhibición en la Alianza, lo dejan muy en claro, la identificación se debe a que la corriente y él proponen la búsqueda y la representación de la expresión de los sentimientos y las emociones del autor, más que la representación de la realidad objetiva. Muestra de ello son las piezas digitales como Deja vu, que presenta una síntesis y depuración de las obras en óleo y acrílico, como Inspiración 1, Abrazo, Paisaje marino y Mi nacimiento.

Los conceptos son las emociones, pero no las del autor como Zea quisiera, sino las del espectador, que podrá descubrir más de una intertextualidad entre las pinturas y los grandes del expresionismo, lo abstracto y el cubismo, e incluso los precursores del pop art, como Gustav Klimt. El arte de William Zea está en desarrollo como él está en proceso de consolidarse como artista; sin embargo, en lo digital es donde más se percibe una evolución y un desarrollo de lo que pudo haber aprendido como finalista y participante del Festival de Artes al Aire Libre (2002 y 2008) y expositor del Salón de Octubre 2008.

Las veinte obras están en pequeño y gran formato (un metro treinta por metro treinta, las más grandes), haciendo una cronología desde los comienzos de Zea en la pintura. Las más antiguas datan de 1999. Hay motivos marinos y equinos que corresponden a la etapa más realista, la de los comienzos del creador, que derivan a obras más llamativas que eluden en todo sentido al mural o al collage, particularmente en una paleta de rojos, negros y naranjas.

Tampoco faltan las pinceladas fuertes y las texturas que hacen que los óleos y los acrílicos compitan sin dudar con las 2 piezas elaboradas mediante net art (arte digital, generado en el computador). Nueve piezas son las más representativas del expresionismo abstracto que puede decantarse en el verdadero estilo de Zea, quien está por terminar su carrera de medicina. A un año de ingresar al internado,  alista nuevas obras.

Contenido externo patrocinado

Ecuador TV

En vivo

Pública FM

Noticias relacionadas

Social media