Edgar Allan García renunció a la gerencia del Plan del Libro

- 08 de julio de 2019 - 18:08
Edgar Allan García (centro) junto a la escritora Leonor Bravo. Ambos estuvieron incluidos en los tomos de "Cuentos para soñar un país".
Foto: Medios Públicos

El escritor guayaquileño estuvo durante 19 meses frente al proyecto. Dimite de forma definitiva antes de reunirse con el actual Ministro de Cultura y Patrimonio. Cuestiona la reducción presupuestaria pese a que ha recibido críticas de varios autores.

Una de las primeras acciones de Juan Fernando Velasco, como ministro de Cultura y Patrimonio, fue pedir la renuncia a los funcionarios del nivel jerárquico superior (subsecretarios, gerentes, asesores).

El viernes 5 de julio, Edgar Allan García, gerente del proyecto Plan de lectura “José De la Cuadra”, renunció “de forma irrevocable” al cargo que había ocupado desde octubre de 2017.

En la renuncia (que presentó a través del Memorando Nro. MCYP-PNPLLJC-2019-0263-M) el escritor señala que ha presentado un “informe de labores” al Ministro.

Consultado por este Diario sobre si, a seis meses de haber empezado el año, el Plan ha avanzado en la gestión de la XII Feria Internacional del Libro de Quito (FIL), García dijo que “no hay dinero para la feria”.

El presupuesto que el MCyP asignó para el Plan este año fue de $ 900.000, que estarían ejecutándose, señaló García. En 2018, el presupuesto fue de $ 4'500.000. El monto se definió en abril de 2019, insistió el escritor, que calcula el costo de producción de la FIL en unos $ 700.000.

“Hemos hablado con algunas embajadas, hemos tenido contacto con varios escritores internacionales (no indicó quiénes) que podrían venir a la feria; pero mientras el asunto del dinero no esté claro, no alcanza el presupuesto que nos asignaron”.

La reducción fue mayor al 80 %, se lamenta García, quien aduce en su carta de renuncia que “una falla real del Plan ha sido no haber podido informar todo lo realizado por este en los meses precedentes”.

La gestión del autor-gerente –que fue designado por el escritor Raúl Pérez Torres– ha sido cuestionada en especial por varios autores incluidos en antologías del Plan (como Mujeres que sueñan, Al son de la garúa o Ecuador Esencial Siglo XX), a quienes no se les pidió autorización ante de reimprimir algunos de sus textos.

Sobre ese tema, a mediados de mayo de 2019, explicó que “en los contratos de 2018 con las editoriales ha quedado claramente establecido que estas se responsabilizan de los derechos patrimoniales de las obras y se harán cargo de los respectivos derechos de autor”.

Algunas de las asociaciones y sellos con los que ha trabajado el Plan son Girándula, Manthra, Eskeletra o El Conejo. El Comité editorial que decidía qué títulos se publicaban estaba conformado por García, el exministro Pérez Torres y, otro escritor, Antonio Correa Losada en calidad de Director de seguimiento del MCyP y Coordinador de las Ferias del Libro.

García ratificó que dejará de ser funcionario del MCyP y señaló que no fue convocado por Velasco para analizar su trabajo. “No hemos sido invitados por él, por eso mi renuncia se da antes de hablar con el ministro siquiera”.

En septiembre de 2017, el ahora exgerente había pedido a Senplades (Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo) un presupuesto de $ 40 millones para 4 años, monto que no fue aprobado.

En 19 meses, el Plan habría publicado 17 títulos; 81.288 ejemplares, de los cuales se han distribuido 71.720 y entre los que están seis títulos en braille, con tirajes de 8.000 ejemplares cada uno.

Para el autor –incluido en uno de los tomos Cuentos para soñar un país, “después de una década será posible medir” el impacto del Plan “en la sociedad ecuatoriana, como resultado de la Encuesta Nacional de Hábitos de Lectura y Consumos Culturales que pronto será realidad”. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: