Cristina Reyes, asambleísta del Partido Social Cristiano-Madera de Guerrero por Guayas (PSC-MG)

Cristina Reyes, la asambleísta que se apasiona por la poesía

- 04 de noviembre de 2018 - 00:00
Cristina Reyes, asambleísta del Partido Social Cristiano-Madera de Guerrero por Guayas (PSC-MG).
Foto: Álvaro Pérez / El Telegrafo

Para la legisladora, la inspiración de sus poemas llega como un “golpe” intempestivo. Ha publicado hasta ahora cuatro libros, los cuales se nutren de sus experiencias personales, políticas, artísticas y de sus variadas lecturas.

La legisladora del Partido Social Cristiano-Madera de Guerrero por Guayas, Cristina Reyes, escribió un libro de poesía llamado Mis plenos poderes. La primera vocal de esa última palabra del título tiene los colores de la bandera de Ecuador.

Ella, quien es abogada, comunicadora, presentadora de televisión y política, se reconoce en todos esos versos.

Este es su cuarto libro. El primero fue Travesía poesía del mar (2002), el segundo es Da la tierna furia (2007)  y el tercero @Yo libertadora. Este dio vida a su nombre de pluma y a su cuenta de Instagram, que tiene miles de seguidores. “Es un reconocimiento femenino, un homenaje a Manuela Sáenz y Rosa Campuzano. Es una invitación a las mujeres a ser las libertadoras de nuestras vidas”, contó a este Diario.

¿Por qué este cuarto libro es un reflejo de su vida?

Rosalía Arteaga escribió el primer prólogo de este libro. Es una mujer a la que admiro, es educadora, poeta y escritora. Es un tesoro para Ecuador, ella y yo coincidimos en una conferencia en la India.  Rosalía ha visto en mí una mujer rebelde y auténtica. Un día llegué a su oficina con poesía y manuscritos, y le pedí que sea la madrina literaria de este libro.

Una legisladora-poeta no es algo muy común...

Mis credenciales de poeta me hacen mucha ilusión. Me gusta mostrarme a mi país y en otra faceta que los ecuatorianos aún no conocen. Ellos han visto a una rebelde que levanta la voz y desafía al poder y las injusticias. Es un brebaje espiritual que no quedó completamente en evidencia. Todos somos una caja de Pandora. Es una muestra de años de lucha, de tristeza, de soledad y de amor negado. Seré muy feliz el día que me gane el título de poeta. Estoy trabajando para ello.

¿Por qué se dedica a la poesía?

Sin mayor pretensión y con toda la humildad del caso, soy una mujer curiosa, me gusta leer mucho. No tengo una carrera de escritora ni de artista. La poesía me eligió a mí, que soy tránsito en estas aguas turbulentas. La poesía no es lo que imaginamos, hay fantasmas y demonios. Es un camino que me ha permitido dejar una huella de identidad y experimentar. Y yo acepto feliz ese camino.

¿Cuándo escribe sus poemas?

En los momentos más insospechados y menos definidos. La inspiración surge como un rayo que te parte en cualquier momento. Puede ser a raíz de un acontecimiento que te marca o de mirar la experiencia de alguien más. Cada lector lo interpreta de una manera distinta. Tengo un poema que no está en el libro y se llama “Morena en llamas”.

Mucha gente cree que me refiero a una mujer endemoniada que no se deja querer, pero no es así. Fue la  experiencia de una madre y de una hija, la rabieta de la niña. Hay otros poemas que han surgido de comisiones de la Asamblea, por ejemplo, “Yo no soy su compañera”. Algunos creen que le hablo al amor, a la decisión firme de alejarme de una persona amada. Pero no es así. Salió del fragor de la polarización en el Legislativo y del entorno violento que el correísmo instauró en los debates. No me quedo en la evidencia ni completamente desnuda.

¿Es el diario de una tripulante?

Eso lo escribió el exasambleísta Ramiro Aguilar. Le pedí que escriba el segundo prólogo de mi libro. Ramiro lo vio como la bitácora de una persona que viaja, que tiene miedos, pero los enfrenta. Una persona que se deja llevar por la vida.

¿Por qué escribe: “Dame más calor y te haré infinito”?

Este poema es de una feria de arte contemporáneo en Estados Unidos. Siento curiosidad del arte y soy una persona que aprende. Este poema surge de la impresión del arte actual, con las nuevas tecnologías, que distan mucho del arte clásico. Puede ser muy irreverente, surge de una impresión de ver un cuerpo desnudo y muerto en el piso. Cuestiones muy locas y estrafalarias.

También habla de gitana, ¿es una referencia a usted?

Los gitanos, que son un grupo estigmatizado, expulsado, tienen mucho desarraigo, no encuentran un hogar, sufren. Soy una viajera empedernida y, quizás, me encandiló la figura del gitano.

¿Por qué le dedica un poema a Jaime Nebot?

A pocos hombres he dedicado un poema. El que es para Nebot lo escribí en 2010 cuando era concejala en Guayaquil y tuve la oportunidad de trabajar de cerca con el alcalde. Vi en él un guerrero, un líder nacional.

¿Nebot podría convertirse en presidente en 2021?

Sería el mejor presidente por su experiencia, madurez y el trabajo en equipo. 

¿Por qué considera que hay tantas poetas?

Es un oficio de persistencia y valor. Te da credenciales de mucha potencia y legado de sobrevivencia. (O)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: