Cortometrajes universitarios hacen ruta en festivales

- 11 de septiembre de 2019 - 00:00
Alicia “Tite” Macías (Nuria) y Katia Loyola (Berenice) protagonizan el cortometraje de ficción Nuria Piernas largas, dirigido por Frank Vera y Dominique Pazmiño de la productora Ashtarak Films..
Fotos Cortesía de Ashtarak Films

Nuria de piernas largas es el trabajo de titulación de estudiantes de la primera promoción de la carrera de cine, de la Universidad de las Artes. Como otros trabajos se distribuye en encuentros internacionales.

Competir en el mercado cinematográfico internacional con un proyecto conlleva atravesar un sinnúmero de desafíos. Desde llenar una serie de engorrosos requisitos técnicos, hasta realizar un plan estratégico de fortalezas y debilidades para entrar a esta enorme industria. 

Es una ruta nada fácil, pero en la que cada vez más propuestas ecuatorianas encuentran un público. Ahora mismo Humano, un cortometraje de Korwin Quiñónez, producido como parte de un trabajo de titulación en el Instituto Superior Tecnológico de Cine y Actuación (Incine) compite por el Óscar Estudiantil, que se decidirá este mes.

Trabajos de la Universidad de las Artes (UArtes) como Rosita, de Ileana Matamoros, y Sombras Envolventes, de Michael Lojano, recorren festivales internacionales.

Actualmente Rosita está en el Festival Cordillera de Cine Ecuatoriano en Argentina, mientras que Sombras estará en el Festival Universitario de Cine y Audiovisuales Equinoxio de la Universidad Nacional de Colombia y el Cinema Urbana Film de Brasilia.

A esto se suma la reciente producción de los ecuatorianos Frank Vera y Dominique Pazmiño, Nuria de piernas largas, que fue enviada a más de cinco festivales internacionales, de los cuales fue aceptada en el Festival Internacional de Cine de Vancouver (Canadá) y en el Festival de Cine de Oaxaca  (México).

Todas las propuestas son distintas, no hay un formato que se distinga, ni una temática narrativa que los agrupe.

El guion de Nuria de piernas largas es un drama fantástico escrito por Leslie Castro. Este narra un capítulo dramático en la vida de Nuria (interpretada por la actriz Tite Macías), quien en un crematorio espera las cenizas de su madre Berenice (Katia Loyola).

La cinta dura 17 minutos y transcurre en el imaginario de Nuria. El espectador entra a un juego de reconocimiento entre su realidad y su  fantasía. Nuria  simboliza a un bello flamingo y Berenice a un elefante que desaparece una mañana. Luego de buscarla en la calle, la joven regresa a su casa y se reencuentra con el dulce y carismático ser que ha regresado en compañía de  la  gallina Claudia, quien representa a la muerte.

“Este es un drama fantástico de la relación entre madre e hija y la forma en la que Nuria debe afrontar la pérdida de su madre a causa del cáncer”, cuenta Frank Vera, director y productor del cortometraje.

El proceso del luto a través  del inconsciente es la temática central. Se explora a través de un retrato macabro, sombrío y de lo fantástico que puede ser una pérdida.

Como Humano, este filme se originó del trabajo de titulación para la carrera de cine, de la UArtes. Contó con la labor de Milena Contreras (producción de diseño), Mateo Galarza (sonido) y Gustavo Arregui (música).

La dirección fotográfica en manos de Pazmiño se construyó con planos usados en la televisión, los cuales se justifican por los diálogos entre madre e hija sobre una novela, la cual  se escucha en las escenas.

“Mi propuesta de foto arrancó desde esta especie de metáfora de construir una visualidad que parezca un programa de televisión”, explica.

Piensa que la razón de ser seleccionados en los festivales fue el lenguaje sensible que prevalece en la historia.

“Creo que más que la técnica fue la sensibilidad y la mirada lo que hizo que llegara al mercado del Short Film Corner”, sostiene Pazmiño.

A ese espacio donde se proyectó la cinta asistieron  productores, directores, inversores, agentes y proyeccionistas. Es una ventana que sirve para relacionarse entre participantes y ejecutivos que sirven de contactos para que los proyectos sean presentados en los festivales grandes.

Isabel Carrasco, productora de Sin Otoño sin primavera y docente de la UArtes, asesoró a los jóvenes en la materia de Distribución y Exhibición Cinematográfica, como lo ha hecho con otros cortos que han salido a festivales.

Nuria de piernas largas se financió con $ 6.000, un monto que consiguieron Vera y Pazmiño con auspicios y recursos propios.

Para Carrasco la pata de la que más cojea el cine nacional es la distribución, pues el fomento público a través de programas como los fondos concursables entrega montos de $ 10.000 para esta etapa. “Yo hago que los estudiantes entiendan que lo que hace al cine una industria es la distribución; tu trabajo existe en la medida en que alguien ponga play. Trabajamos en todas las ventanas posibles de distribución, una de ellas son los festivales”.

La docente y productora considera que no hay una estética que condicione los trabajos para poder distribuirse en este tipo de ventanas. En el mercado hay espacio para todo tipo de historias aunque “hay largometrajes más largos y complicados que no han encontrado sitio aún”. (I) 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Somos Familia
Somos familia

¿Buscas la armonía en tu hogar? Aquí encontrarás algunas ideas para aplicar con tus hijos.

Suscribirse Ejemplo

Cuentos de Cartón
¿Has escrito cuentos que
te gustaría compartir?

¡Esta es la oportunidad de publicarlos! #CuentosDeCartón es una iniciativa de @CartonPiedraET para impulsar la creatividad literaria .
¡Nos interesa leerte!

Quiero participar