Coro de la Compasión ofrece melodías navideñas en recital

- 14 de diciembre de 2018 - 00:00
El Coro de la Compasión, dirigido por Jesús García de León, demostró una fusión de talentos con sus integrantes en la Casa de la Música.
Foto: Marco Piza / EL TELÉGRAFO

La música coral puede ser la mejor terapia de sanidad. Y lo es, pues funciona como una receta a través de  voces y sonidos ancestrales que potencian el equilibrio.

Eso fue lo que expuso el  Coro de la Compasión, en su presentación titulada Canciones de Cuna, en la noche del  miércoles en la Casa de la Música de Quito.

El grupo, con 5 años de formación, y bajo la dirección de la maestra de canto y soprano Jesús García de León cautivó al público con sus  interpretaciones.

Las mismas navegaron entre los tonos pineales, especialidad del coro, y basados en el sistema del Dr. Todd Ovokaitys. 

Los tonos pineales son  un método que consiste en la emisión de sílabas sonoras de la voz, en secuencias particulares que fomentan  el equilibrio humano, la salud y la conciencia.

Integrado por 20 personas en el escenario, el Coro de la Compasión es diverso, en un sentido literal, pues incluye niños, mujeres y varones, de distintas generaciones, quienes forman el perfecto complemento armónico vocal. 

Así, interpretaron melodías entre clásicas y navideñas como el Ave María, el  Cantique de Noel,  The Lord’s Prayer, Dejad que Dios, de Johann Sebastian Bach, o el Hallelujah, de Leonard Cohen.

Luego, la  temporada navideña se hizo más presente con villancicos como Dulce Jesús mío, Lindo Niño, Claveles y rosas, y Ya viene el Niñito.

El público aplaudió fervorosamente en cada pieza por el talento coral.  

Por ellos, también ofrecieron el  arrullo tradicional de Esmeraldas, titulado “Niño llora”, con la destacada participación del músico afroesmeraldeño Lindberg Valencia, en la percusión.

Las melodías también contaron con  solistas como Melany Collahuazo, Eva Proaño, Marco Antonio Acosta y Daniela Quiroga.

Para el final dejaron el clásico navideño El tamborilero, que motivó la ovación de la audiencia. 

El Coro de la Compasión ofreció con su canto una terapia musical única. (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: