Closer llevará a las tablas el juego erótico de sus personajes

- 21 de octubre de 2018 - 00:00
De izq. a der. El actor español Iñaki Moreno interpreta al personaje Larry. La actriz mexicana, Michelle Samudio, caracteriza a la joven striper Alice. La ecuatoriana Luciana Grassi entra en el rol de la fotógrafa Ana, y el artista mexicano Benjamín Cortés toma el papel del periodista y escritor Dan. Los cuatro artistas fueron seleccionados de un casting hecho en marzo y abril.
Fotos: Lylibeth Coloma / EL TELÉGRAFO

Iñaki Moreno, Luciana Grasi, Benjamín Cortés y Michelle Samudio protagonizarán las candentes escenas del guion de Patrick Marbe, en La Bota, bajo la dirección de Montserrat Serra.

Closer guarda una historia que juega con las emociones de sus personajes. Un trabajo de su creador Patrick Marbe, quien dibujó en su imaginario escenas crudas para desencajarlos de sus principios y llevarlos a vivir una aventura poco convencional.

La trama, recordada por las actuaciones de Cliff Owen, Julia Roberts, Jude Law y Nathalie Portman en la cinta que dirigió Mike Nichols, fue también hecha para teatro por su autor.

Cuando Iñaki Moreno,  español especializado en la técnica Meisner, vio la película quedó tan enganchado que decidió llevarla a cabo en Ecuador y se lo propuso a la dramaturga ecuatoriana Montserrat Serra, para adquirir los derechos y montarla en Guayaquil.

Y así lo están procesando. Desde marzo empezaron a convocar al casting -hubo dos- y en junio seleccionaron al elenco que -con texto en mano- empezó a transitar por los pasajes turbios de los protagonistas de la historia original de Closer.

El mismo Iñaki interpretará al frontal de Larry, mientras que Luciana Grassi entrará en el rol de la fotógrafa Ana. Benjamín Cortés caracterizará al escritor Dan y Michelle Samudio  tomará el papel de Alice, la stripper.

Ellos serán los encargados de desnudar estas almas que transportarán al espectador al otro lado de la sexualidad, deshojando sus perfiles para vivir el riesgo.

Serra cuenta que la historia la cautivó porque utiliza un lenguaje directo y explícito. Dice que fue como  “un golpe al estómago”, sobre todo por la construcción de los personajes a los que califica de grises, sin la típica  característica cliché del bueno o el malo.

“Es una obra cruda en la cual cuatro personajes van buscando el amor, o lo que cada uno de ellos entiende por amor -consciente e inconscientemente- y van sin piedad con el acelerador,  apretando hasta el fondo”, dice Serra sobre una obra de alto desafío porque se cuenta en doce escenas y con distintas locaciones.

Personajes redondos
La directora define el perfil de los protagonistas como completo y redondo. Tampoco son políticamente correctos y no pretenden serlo.

“La manera que tienen de expresarse es sumamente directa”, aclara Serra y agrega que por esta razón se la promocionará para personas mayores de 18 años.

La personalidad de Larry es la que sigue estos patrones de una sinceridad salpicada de cinismo instintivo. Iñaki Moreno lo ha estudiado bien.

“(Larry) es una persona que asume sus miserias como ser humano y las acepta porque es honesto con lo que hace. No trata de poner una doble capa ni juega doble moral, no es falso porque -de hecho- la doble imagen es algo que repudia”, describe el  actor español a este “observador clínico del carnaval humano”, frase con la que Larry se autodescribe.

“Esto acá se vive mucho en Guayaquil, mucha doble moral. La apariencia, la imagen está todo bien y por debajo uno empieza a sentir el pálpito visceral de los seres humanos y eso es lo que me interesó”, opina Moreno.

Alice -la stripper- es un personaje con cierta simetría  a Larry por aquello de lanzar lo que se siente y la libertad de decir lo que piensa. Mas no en la parte de que vive fuera de las reglas de lo social. “Creo que eso es lo que más me atrapó de este personaje, es muy libre pero obviamente también contrario a su libertad; es una persona que no se puede establecer, se la pasa huyendo”, asegura la actriz mexicana Michelle Samudio.

Ella recreará la seductora escena de Alice bailándole a Larry en el tubo. Por esta, dice, cortará su cabello.

La actriz ecuatoriana Luciana Grassi dará vida a Ana, la fotógrafa solitaria. Cuenta que le conmueve la dualidad que vive su personaje con la relación con Larry y la que tiene con Dan.

“Ella está contenta pero como el otro la ha martirizado, la ha buscado tanto y la ha convencido de alguna manera, ella toma la decisión de dejarlo. Siento que esto es muy doloroso y a nivel interpretativo un poco complicado para mí”, expresa Grassi sobre esta escena álgida de la obra.

El actor mexicano, Benjamín Cortés -que interpreta a Dan- cree en cambio que su personaje no consigue lo que quiere en una pareja por un asunto particular.

“A título personal, como actor, no creo que es por culpa de las parejas con las que él está, es por culpa de él  que no se asume, que no se responsabiliza de sus actos, que es un hombre llevado por la pasión y el deseo más allá del amor”, considera el artista.

Los actores y su directora siguen ultimando detalles de  Closer, la cual estará en cartelera a partir del jueves 8 de noviembre -día de su  estreno- a las 20:30, en La Bota, ubicada en el Malecón del Salado. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: