Maier: “los emoticonos son la derrota del lenguaje”

- 21 de abril de 2019 - 00:00
Gonzalo Maier tiene una columna quincenal en un diario chileno, escribe “sobre mis plantas o sobre mi gato cuando trata de cazar una mariposa”.
Foto: Andreu Dalmau / EFE

El escritor chileno Gonzalo Maier dice que sería incapaz de escribir una novela de 500 páginas por su “manía” de pulir al máximo las frases y por su gusto por los formatos breves, que le permiten “respetar al lector, no quitarle más tiempo del necesario”.

Por estos días, Maier presenta simultáneamente dos obras: Hay un mundo en otra parte (Penguin Random House), un volumen de ocho relatos cortos, y Otra novelita rusa (Editorial Minúscula), en un formato reducido de menos de cien páginas, donde sumerge al lector en historias a medio camino entre la comedia y el absurdo.

El autor, nacido en Talcahuano, en 1981, constata su gusto por abordar aspectos cotidianos de la vida “y en particular la materialidad de lo cotidiano”, utilizando narradores “medio neuróticos, que tienen una relación enfermiza con objetos de la vida diaria”, como tostadores.

Maier admite que en sus dos libros recientes se observa una tendencia a aproximarse con ironía a los acontecimientos y a poner distancia con ellos.

Y añade que a él, en general, le gusta que la ironía “no esté completamente resuelta, no saber si te están tomando el pelo o no”, por lo que considera que los emoticonos que se incluyen en los mensajes que circulan por las redes sociales son “la derrota del lenguaje y de la cultura”.

“Creo que es importante aprender a vivir en esa cultura de la ambigüedad, a descifrar si algo es irónico o no y poder vivir en un mundo en el que no todo sea blanco o negro”, concluye. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: