César Hermida aborda la Misión Geodésica francesa en Ecuador

- 03 de marzo de 2018 - 00:00
La obra, de 233 páginas, aborda la trascendencia científica de la Misión, “incluyendo las ideas políticas, ateístas y hedonistas” traídas por ellos.
Foto: Andrés Darquea / EL TELÉGRAFO

La novela histórica La Cusinga, esencia del fuego y el viento, del ecuatoriano César Hermida, aborda la trascendencia de la primera Misión Geodésica francesa, que llegó a Ecuador en 1736, para medir el arco del meridiano terrestre, en busca de definir la forma exacta del planeta.

Con la historia del romance de un cirujano de la misión como pretexto, Hermida comentó a EFE que analiza en la novela la trayectoria de la Misión Geodésica y las características de Cuenca,  donde centran su aventura los protagonistas.

“La novela es absolutamente histórica, me las ingenié para explicar ahí las fuentes bibliográficas y está un poco de ficción en cuanto a la parte romántica y afectiva de la pareja”, en torno a la cual gira la historia, añadió Hermida, médico de profesión.

De 74 años, Hermida -quien recalcó que “todo lo que se relata en la novela en cuanto a aspectos históricos es absolutamente cierto”- destaca en su obra la influencia de Francia en Cuenca, una de las ciudades más importantes de Ecuador.

Apunta, por ejemplo, que “durante el desarrollo del siglo XX”, Cuenca tuvo “una profunda relación con la cultura francesa, en su arquitectura y producción literaria”. Sobre el título de su obra, explica que ‘Cusi’ en quichua hace referencia “a las mujeres muy dadas a la casa, muy hábiles para la cocina, muy formales en la atención del hogar”.

Y como Cusi le decían a la madre de Manuela, uno de los personajes principales de la novela, esta heredó el apelativo de ‘la Cusinga’, indica Hermida, quien resumió el texto en la capacidad de la protagonista de liberarse y de romper varios prejuicios.

Hermida, que ha sido representante de las organizaciones Panamericana y Mundial de la Salud, catedrático universitario y colaborador regular de varios diarios locales, no es nuevo en el mundo de la literatura.

Con esta novela enmarcada en la Misión Geodésica francesa suma su tercera obra histórica tras De nostalgias y olvidos y El Cóndor y el colibrí, creaciones a las que añade su novela de ficción pura, La carta del último día. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: