Se destacó el trabajo del guayaquileño Ernesto Carrión y del quiteño Wladimir Alfredo Chávez

Carrión: “La poesía no puede estar al servicio de la banalización”

- 22 de septiembre de 2015 - 00:00
Además del premio económico, el concurso publica las obras ganadoras. Foto: cortesía de Pablo Salgado

Se destacó el trabajo del guayaquileño Ernesto Carrión y del quiteño Wladimir Alfredo Chávez

Ernesto Carrión y Wladimir Alfredo Chávez resultaron ganadores de los primeros lugares del Premio de Poesía y Cuento, respectivamente, que convoca anualmente el gobierno de Pichincha.

El poeta Ernesto Carrión recibió el primer lugar entre 88 trabajos participantes por decisión unánime del jurado por su obra Manual de ruido. El jurado estuvo conformado por María Auxiliadora Balladares, Iván Oñate y Juan José Rodríguez.

El segundo lugar se entregó a Édgar Allan García, por su obra Fractales y el tercero se designó a Pasos de Woj, de Patricio Javier Aguirre.

Con Manual de ruido, Carrión dice cerrar su tratado lírico titulado ‘ø’, el que está compuesto por trece libros divididos en tres volúmenes: La muerte de Caín, Los duelos de una cabeza sin mundo y 18 SCORPII: Abio Génesis.

María Auxiliadora Balladares, como parte del jurado, destacó sobre la obra ganadora la crítica que hace el autor sobre lo que implica ser un poeta hoy. “Carrión hace una suerte de disección de estas figuras que se autodenominan poetas o que han sido denominados poetas por la crítica y los lectores, con mucha ironía, la ironía que se vuelca sobre sí mismo, porque él es un poeta. Hace una crítica de la forma en que el poeta construye su imagen, en cómo se vende ante el público lector, cómo construye redes de trabajo, también tiene que ver con el estilo que asume cada poeta en su escritura. Lo que critica Carrión es que el poeta, en general, en nuestro país es incapaz de salirse de su zona de confort, es decir que descubre una forma de escribir poesía que es útil, que funciona, que es atractiva, que funciona y se queda ahí”. Balladares considera que Carrión asume un riesgo al criticar a sus congéneres en un escenario como el nuestro.

Carrión describe Manual de ruido como “un documento que pretende organizarse como un discurso ético y crítico sobre la poesía y -más que nada- sobre los poetas, quienes al parecer han terminado derrotados en un mundo tomado por las redes sociales y el espectáculo, donde lo único que parece tener valor es la cantidad de likes que acumulan en sus cuentas de Facebook”. “La poesía no puede estar al servicio de la banalización de los contenidos de una realidad como la nuestra, sino todo lo contrario, debería ser usada como una herramienta de combate y de exploración de significados reales, hoy dispersos o arruinados por la vanidad, el quemeimportismo y la búsqueda desmedida de la ‘fama’. Hasta los noticieros se han llenado de información chatarra y baladí”, añadió Carrión.

García, quien recibió el segundo lugar, comentó que la poesía es el género que más se escribe y el que más se publica. “Todos creen estar en capacidad de escribir un puñado de versos que expresen lo que llevan dentro y quizá por eso son tan abundantes los lugares comunes y los estereotipos acerca de lo que creen que es poético”, dijo el autor de Fractales.

En el Concurso de Cuento, el jurado calificador estuvo compuesto por Lucrecia Maldonado, Huilo Ruales y Óscar Vela. Para esta convocatoria se presentaron 77 libros resultando ganador Wladimir Chávez, con El corazón del silencio. El segundo para Odino Vinicio León con su libro Los cuentos del abuelo. El tercer lugar se declaró desierto. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: