Bienal de Cuenca presenta primer catálogo digital con niños

Dibujo de Ana Paula Molina Terreros. En esta edición, tres niñas recibieron mención de honor por acogerse a la consigna de la convocatoria.
21 de mayo de 2020 00:00

Nahuel Cueva tiene 8 años y envió un cómic suyo a la Bienal de Cuenca. Imagina que en un planeta lejano, un padre le muestra la Tierra a su hijo. “Pero hay muchas guerras”, responde este y el padre decide enviarlo en forma de virus.

Todos se quedan en casa y la Tierra se convierte en un planeta feliz.

Amanda Cisneros, de 9 años, piensa su casa como un refugio. Ella, como otros niños, ha escogido graficar la casa, el cielo, las plantas que crecen en el portal, los alrededores, la soledad de cada miembro de la familia en sus habitaciones, los micrositios que se crean en ellos.

A través de una convocatoria abierta la fundación Bienal de Cuenca presentó el primer catálogo digital, que en su primera faceta tiene dibujos o intervenciones plásticas hechas por niños de entre 8 y 12 años.

La consigna fue crear un espacio compartido. Los niños y su forma de resignificar el tiempo de la cuarentena son los primeros actores de una serie de trabajos que sacará la organización en este formato que nos convoca ante el distanciamiento social.

“Encerrados, la casa se vuelve un universo de diferentes realidades, el entorno más próximo cobra otros matices como espacio real y simbólico, es por esto supremamente importante precautelar el bienestar de los niños y, sobre todo, que sigan manteniendo su universo de juego y de imaginación”, señala Katia Cazar, directora de la Bienal, en la introducción del muestrario.

En esta primera convocatoria recibieron las propuestas de 60 niños, donde 6 de cada 10 dibujos fueron hechos por niñas. “Me parece interesante también pensar en estos resultados de manera cuantitativa y ver qué significa”.

Para Cazar, la idea era generar una actividad pedagógica y considera que lograron generar una distensión.

Comenta que, además, se realizan algunas actividades con artistas contemporáneos, y también con maestros de escuelas rurales, que se piensan desde talleres que puedan desarrollar con sus alumnos. (I)

Nahuel Cueva tiene 8 años y envió un cómic suyo a la Bienal de Cuenca. Imagina que en un planeta lejano, un padre le muestra la Tierra a su hijo
Foto:Cortesía de Catálogo Bienal de Cuenca
Lectura estimada:
Contiene: palabras

Contenido externo patrocinado