Arteducarte se basa en el ser humano integral

- 07 de octubre de 2018 - 00:00
La primera parte de la muestra expone el trabajo de estudiantes de la capital que realizaron autorretratos y fotografías con sellos de la identidad local.
Fotos: Carina Acosta / El Telégrafo

La exposición Adentro Afuera se encuentra en el CAC de la capital. Incluye trabajos artísticos de alumnos de planteles de Quito, Machachi y Galápagos.

Estudiantes de la escuela Humberto Mata Martínez de Quito vieron por primera vez los billetes de sucres, que nunca conocieron, y soñaron con la posibilidad de tener su imagen en ellos.

El sueño lo cumplieron en un proceso artístico, en donde trabajaron temas de identidad y de historia.

Otro grupo del mismo plantel desarrolló diseños personales en siete camisetas, que luego de un proceso de confección se convirtió en una sola prenda.

Así, llenos de alegría, todos la vistieron con siete cabezas y dos brazos. La individualidad se convirtió en un trabajo en equipo.

Esto es solo una parte de la exposición Adentro Afuera de la edición 18 de Arteducarte, que actualmente se exhibe en el Centro de Arte Contemporáneo (CAC) de Quito y que estará abierta hasta el próximo 28 de octubre.

Adentro Afuera hace honor a su nombre, pues parte de las nociones personales de la comunidad educativa (estudiantes, profesores, familias), que se proyectan hacia un concepto global.

Así lo explicó Consuelo Tohme, directora de este proyecto artístico que ahora cumple 18 años.

Proyectamos al mundo exterior lo que nos impacta desde adentro. La obra nos habla de un ser humano integral, no de un ser humano fragmentado”, dijo.

Es que Arteducarte nace con ese objetivo, de promover sensibilidades artísticas en los planteles educativos.

“Llevamos a artistas ecuatorianos a trabajar con escuelas fiscales donde los niños no tienen un acceso regular a las artes y, así, reforzar sus clases con estos proyectos”, afirmó Consuelo Tohme.
Una larga trayectoria

En esta edición, Arteducarte trabajó con 500 estudiantes distribuidos entre la escuela Humberto Mata de Quito; el colegio Técnico Agropecuario Genoveva German, en Machachi; y planteles de la isla Isabela en Galápagos, región Insular.

La labor resultó en las 18 obras que están en la exposición y lo hicieron bajo la tutoría de cuatro artistas: Cinthia Guerra, Daniela Merino, Gabriel Barreto, y Álex Sampedro.

Las experiencias vividas fueron de acuerdo a su entorno y necesidades. En el caso de los niños de la escuela en Quito, sus obras artísticas se enmarcaron en la identidad, cooperación y trabajo en equipo.

El artista Álex Sampedro elaboró cintas de distintos colores, donde los menores podían apreciar la diversidad del país.

Tohme explicó que la instalación de las cintas “partió desde las ciencias sociales, referentes al aprendizaje de la convivencia, porque Ecuador es un país diverso”.

En cambio, con el colegio en Machachi fue diferente porque se trabajó con adolescentes que, motivados por sus inquietudes, miedos y deseos, realizaron sus obras.

El trabajo de los alumnos que recrearon sus rostros en los billetes de sucres ecuatorianos antiguos fue uno de los que más atrajo la atención (foto).

“Ellos trabajaron con el grafitti, que es una de sus expresiones y lenguaje de la juventud”.
Uno de las ventajas de Arteducarte es que en Machachi fue un pretexto para realizar diálogos seguros con los estudiantes sobre problemáticas que enfrentan.

“Se habló de drogas, embarazo adolescente, pandillas, enfermedades, de los estudios, y lo llamamos Diálogos Derramados”.

El trabajo final de los estudiantes fue un mural en los exteriores del plantel.

“Ellos escogieron el espacio, dibujaron y pintaron por primera vez y le pusieron Reina Flora”.
Galápagos y maestros

En la isla Isabela de Galápagos también se interactuó con la comunidad educativa.

“Se trataron temas referentes al medio ambiente, identidad, territorio, y la memoria”, contó la directora.

Además, en la isla se trabajó con mapeos que servirán para otro proyecto más grande en el año 2019.

La exposición Adentro Afuera también incluye las obras de 300 maestros de Quito, Cuenca y Ambato, seleccionados por el Ministerio de Educación, quienes recibieron capacitación en módulos online con el Centro de Altos Estudios en Madrid, y 40 horas presenciales con Arteeducarte.

Es un trabajo que se realizó durante siete meses, donde los docentes aprendieron de las nuevas tecnologías, música, visualidades, y expresiones artísticas.

“El arte es para eso, para crear encuentros de expresión y pensamiento crítico, con la maravillosa capacidad de adaptarse a los diferentes públicos”. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: