El proyecto Arte para Todos arranca en el barrio San Blas

- 10 de diciembre de 2019 - 00:00
Alumnos de varias instituciones educativas de Quito y sus parroquias mostraron sus habilidades al presidente Moreno y al público asistente al evento.
Foto: Mario Egas / El Telégrafo

El presidente Lenín Moreno inauguró el programa que activará espacios públicos -en las 24 provincias del país- para dar acceso a la ciudadanía a diferentes manifestaciones culturales.

Un proyecto para el fomento y apoyo de la cultura nacional fue inaugurado en el tradicional barrio de San Blas, en el centro de Quito, con la presencia de Lenín Moreno, presidente de Ecuador, y Juan Fernando Velasco, ministro de Cultura.  

A lo largo de la calle Vicente León y hasta el frente de la Plaza Belmonte, donde se realizó este lunes 9 de diciembre de 2019 el acto de apertura, grupos de estudiantes y artistas realizaron demostraciones de música, danza y artes plásticas en lo que marcó el inicio de este programa que se extenderá, según expresó Velasco, a las 24 provincias del país.

La iniciativa tiene la finalidad de vincular el trabajo de los gestores y productores culturales a la comunidad, la niñez y la juventud.

Moreno recordó en su intervención que el gran escritor y pensador ecuatoriano Benjamín Carrión expresó en su obra Cartas al Ecuador que, si bien el país no estaba llamado a ser una potencia militar o económica, sí tenía todas las condiciones para convertirse en un referente cultural, por la riqueza que atesoraba desde la etapa preincaica, la Colonia y la República.

Y llamó a profundizar en manifestaciones artísticas, como la música y la pintura, debido al desarrollo que estas artes han tenido a lo largo de la existencia del país donde han figurado exponentes que han brillado a escala nacional e internacional.

Especialmente resaltó la tradición pictórica de Quito, desde aquellas cofradías hasta los talleres de connotadas figuras que se desarrollaron a través de los siglos y hasta nuestros días.

Indicó que “no se puede permitir que los artistas mueran en la pobreza o que tengan que mendigar patrocinios y auspicios”. Igualmente lamentó que “la formación estética haya sido relegada en el país a la categoría extracurricular cuando las materias artísticas son las que ayudan a perfeccionar la espiritualidad del ser humano”.

El proyecto Arte para Todos, enfatizó, viene “a reparar vacíos y errores, y busca solucionar las necesidades de los artistas”, además de propiciar un contacto directo de la comunidad con el arte como forma de motivar y desarrollar diversas vocaciones.

Se refirió también a que este programa dotará a los núcleos de la Casa de la Cultura Ecuatoriana con equipamiento audiovisual para el desarrollo del trabajo artístico, y anunció que el país volverá a tener una gran Biblioteca Nacional, pues “el Estado está en deuda con la preservación de la memoria”.

Juan Fernando Velasco, ministro de Cultura y Patrimonio, expresó que “este proyecto cultural hace realidad un sueño del presidente Moreno”, y destacó que no hubo que convencerlo, pues “él cree en el arte, la cultura y los gestores, ya que tiene sensibilidad para entender lo que la gente necesita”.

Velasco se mostró confiado en que, con proyectos como este, el arte puede llegar a todos los rincones del país, pues hará posible el accionar de los artistas plásticos, así como de los músicos y los bailarines.

En nombre de los artistas y gestores intervino Pablo Romero, especialista en actuación teatral, quien resaltó el esfuerzo colectivo por mejorar todo lo que nos rodea y, además, llamó a “mantener un estándar de calidad”. (I)

Arte para todosGrupos infantiles y juveniles de danza folclórica animaron con sus bailes y el colorido de sus vestimentas el lanzamiento del proyecto Arte para Todos. Foto: Mario Egas / El Telégrafo

Medios Públicos EP