La bailarina y actriz murió el viernes 19

Ana Miranda le resta un fragmento al cine nacional (Video)

La bailarina y actriz murió el viernes 19
23 de septiembre de 2014 00:00

Ana Miranda, la ‘Cuca’ como la llamaban sus colegas, era una mujer de convicciones fuertes. Una artista sacudida por los 60, una década que arrojó personajes convencidos de una mirada social y política. Este lunes sus cenizas fueron arrojadas al mar de Playas, en la provincia del Guayas, como siempre quiso.

La ‘Cuca’ nació en Guayaquil el 12 de julio de 1934. Sus primeros vínculos con el arte iniciaron en la danza, como bailarina clásica.

Fue maestra de ballet. Posteriormente se dedicó un poco más a la danza contemporánea, a la investigación y experimentación. Fue profesora del Instituto Nacional de Danza.

En la década del 70 viajó a Chile a trabajar en el gobierno de Salvador Allende hasta el golpe militar del cual pudo escapar a pesar de los riesgos de una América Latina sacudida por las dictaduras.

Sin embargo, regresó a vivir a Quito y fue parte artística del retorno a la democracia en Ecuador, con el gobierno de Jaime Roldós en el que trabajó en la danza y empezó a vincularse con el teatro.

VIDEO

Posteriormente se integró al cine y fue parte de los nuevos pasos que da este quehacer en el ámbito nacional. Actuó en las películas ‘Chacón Maravilla’, de Jorge Vivanco y Camilo Luzuriaga; ‘Mi tía Nora’, de Jorge Prelorán; ‘Prometeo deportado’, de Fernando Mieles; y ‘Cuando me toque a mí’, de Víctor Arregui.

El viernes pasado murió tras estar más de un mes en terapia intensiva. Previamente se había operado de artrosis de cadera y a los pocos días le sobrevino una pancreatitis, de la cual se derivaron varias complicaciones.

La coreógrafa Amelia Poveda la recuerda como una gran intérprete, solidaria con lo que corresponde a la actuación. “Creo que era de esas personas que tenían tanta ilusión por la escena que trabajaba con una intuición bien grande”.

Para su colega Andrés Crespo, con quien trabajó en la película ‘Prometeo deportado’, “ella siempre había sido una mujer de convicciones de izquierda, pero consideraba que el comunismo había muerto porque lo que quedaba para los pueblos de América Latina era una izquierda sensata, una izquierda estratégica. Para ella, el capitalismo y el comunismo se habían convertido en extremos”, dice Crespo.  

Además del teatro, Ana Miranda, la ‘Cuca’, deja una serie de cuentos que su hija, Manuela Vivanco, publicará.

La actriz fue parte de una generación de artistas que vivió las dictaduras militares de América Latina. Foto:Tomada del Consejo Nacional de Cine
Lectura estimada:
Contiene: palabras

Contenido externo patrocinado