Las estampas y la sátira marcaron a Óscar Guerra

- 10 de julio de 2018 - 00:00
El actor conocido “Sarzocita” recorrió Ecuador con obras teatrales, talento que descubrió desde su niñez.
Foto: archivo Blomberg

→El histrión murió el pasado domingo a causa de un paro cardiaco. Fue la dupla de Ernesto Albán (Don Evaristo). En el medio era conocido como “Sarzocita”.

El fallecimiento del actor ecuatoriano Óscar Guerra Maldonado (1925-2018), conocido en las tablas como “Sarzocita”, enluta el ambiente artístico nacional. 

Guerra sufrió un ataque al corazón el pasado domingo en la Casa Hogar de la capital, donde residió en los últimos días, según sus familiares.  

El intérprete, de 93 años,  ya tenía molestias en su salud, pues fue internado en una clínica de Quito por bronconeumonía en marzo de este año.

Varios artistas nacionales expresaron su pesar por el deceso de “Sarzocita” en las redes sociales. 

Entre ellos, la cantante Paulina Tamayo, quien publicó en Twitter: “Durante 15 años compartí los mejores momentos en la Compañía de Don Ernesto Albán. Ahí conocí a un gran amigo, un personaje que estuvo conmigo desde el comienzo de mi carrera. Te voy a extrañar mi querido Sarzocita. Descansa en paz”.

Entidades públicas también lamentaron la noticia en las redes: “El Ministerio de Cultura lamenta el fallecimiento de Óscar Guerra, el conocido ‘Sarzocita’ de las Estampas Quiteñas. Su trabajo artístico dejó una huella profunda en la escena nacional”, publicó esta cartera de Estado.  

Trayectoria artística
“Sarzocita” se hizo popular al ser el compañero clásico del fallecido actor Ernesto Albán (1912-1984), que encarnaba a  otro personaje célebre como “Don Evaristo Corral y Chancleta”, en las Estampas Quiteñas.

Ambos realizaban sátiras políticas y sociales en sus obras, en las que reflejaban, a través del humor, el sentir del ciudadano capitalino, con lo que se podía identificar todo ecuatoriano.

Para el dramaturgo quiteño Ramón Serrano, la dupla de “Don Evaristo” y “Sarzocita” funcionó a la perfección. “Son como la catedral del humor de Ecuador”.

Serrano explicó que la Estampa consistía en realizar  comedias breves, con personajes que vivían situaciones cotidianas. Por eso su éxito.

“Don Evaristo” no hubiera sido lo mismo sin “Sarzocita”, “ambos recorrieron Ecuador con sus obras, y cuando iban a Guayaquil, se  tomaba referencias de la jerga y situaciones de allá”.

El dramaturgo recordó que asistía en su niñez al Teatro Sucre de Quito, donde se presentaban “Don Evaristo” y “Sarzocita”. “Llenaban el sitio por meses, incluso compartían el escenario con los artistas de la época, como los hermanos Miño Naranjo y el mismo Julio Jaramillo (JJ)”.

Si bien el personaje de “Don Evaristo” comenzó en la década del 60, junto con “Sarzocita”, su fama continuó y dominaron la escena por casi 30 años. 

Serrano rememora con nostalgia esa época.

“Los vi en el teatro a finales del 60, eran sátiras populares y bien realizadas”.

En ese punto sitúa a  Albán y Guerra como los precursores del movimiento cómico ecuatoriano en el teatro, y como “los referentes en la comedia para las nuevas generaciones”. 

Nuevas estampas
Y es un factor que inspiró en los últimos años el surgimiento de otras estampas, como El Michelena, el Cabo “Mosquito” Mosquera o los personajes del actor David Reinoso en la televisión.

Por ello, Serrano se motivó a rescatar el género de la Estampa con el personaje de Josefina, interpretado por la actriz Ana María Balarezo.

El papel de Josefina ya tiene siete obras teatrales,  de la mano de Serrano. 

“Con Josefina se pretende rescatar la sal quiteña, con el humor cotidiano”, afirmó Ana María. 

Admitió que “Don Evaristo” y “Sarzocita” han sido la inspiración para muchos actores.

“Son personajes que tenían una actuación orgánica y natural, así como una gran química  y conexión para la comedia”, concluyó. 

Los restos de Óscar Guerra (“Sarzocita”) fueron velados  entre el domingo y ayer por sus familiares y allegados en Quito. Hoy se le dará sepultura en el Cementerio El Batán de la capital, a la espera de parientes que viven en el extranjero para darle su último adiós. (I) 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: