Plan del Libro incluirá un consejo editorial

- 23 de mayo de 2018 - 00:00
El escritor ecuatoriano Edgar Allan García encabeza el Plan Nacional del Libro y la Lectura “José de la Cuadra” desde el año pasado. Es funcionario del MCyP.
Foto: Mario Egas / EL TELÉGRAFO

Quienes coordinan el Proyecto de Lectura hicieron una proyección de $ 10 millones anuales hasta 2021, pero Senplades aprobaría menos de $ 4,5.

El Plan Nacional del Libro y la Lectura “José de la Cuadra” requería un presupuesto de $ 40 millones para cuatro años, según una proyección realizada por el equipo que lidera Edgar Allan García.

Esa cifra se solicitó a la Senplades (Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo) en septiembre de 2017, pero la institución anunció a inicios de este año que el monto sería de $ 18 millones hasta 2021, según García.

El escritor y funcionario del Ministerio de Cultura y Patrimonio (MCyP) encabezó la edición de varios libros en un proceso que define como “el calentamiento de motores del plan” y para el cual contó con unos $ 250.000 provenientes de la cartera de Estado que tiene a su cargo otro escritor, Raúl Pérez Torres.

“Sacamos un conjunto de libros para decirle a la gente que el Plan Nacional de Lectura ya está aquí”, cuenta García en su oficina del edificio Aranjuez, en la capital.

Se refiere a los títulos: Letras cómplices (Antología temática para jóvenes), Al son de la garúa (nuevos y novísimos poetas ecuatorianos), Nuevos cuentos de juegos antiguos, Cuentos para soñar un país (3 tomos), La Iliada y La Odisea (ilustrado por Soledad Brevi), Banda de Pueblo (ilustrado por Budoka) y la revista Trampolín.

García explica que el plan fortalecerá a las editoriales del país con una “política de escogimiento de títulos, porque si se elige sellos editoriales, puede ser que los más fuertes o uno solo gane los concursos”.

El escritor insiste en que, al momento, la selección de los libros a editarse se está dando y que “un consejo editorial independiente del plan y del MCyP será el que negocie con las editoriales sobre una línea de títulos”, pero no especificó la manera en que se conformará ese consejo.

 La brecha en el presupuesto
Cada año -de 2018 a 2021- el plan de lectura trabajaría con una asignación de 4,5 millones. García ratifica que Senplades hizo un “ajuste” del presupuesto a menos de la mitad de su cálculo inicial, y que el monto para “las acciones -y publicaciones- del Plan continúa reduciéndose por la política de austeridad (del Gobierno central)”.

El “ajuste” del que habla el autor se extiende a la cancelación en las ediciones de una revista infantil y el “recorte de personal para el plan”. No indicó una cifra de los despidos efectuados. Quince funcionarios laboran actualmente en el Plan Nacional de Lectura.

“Aceptamos el desafío de trabajar con presupuestos cada vez más reducidos cuando, en Colombia, el rubro para esto es gigantesco. Medellín, por ejemplo, destina el 40% de su presupuesto cultural a la lectura”, dice el autor, que visitó la última Feria del Libro de Bogotá (Filbo). “Esto es como La casa tomada, de Julio Cortázar: cada vez vamos para atrás, porque no se entiende en qué consiste un plan nacional”.

A un año del gobierno de Lenín Moreno, las cifras del plan aún no están definidas y, a casi 6 meses del primer año en que este se aplicaría, no se han decidido cuáles serán las nuevas publicaciones.

El trabajo con bibliotecarios (más de 350 en el país) es otra de las competencias del plan, además de la elaboración de políticas públicas y promoción de lectura, y la gestión de la Feria Internacional del Libro de Quito. (I) 

Distribución

Destinatarios de libros

Bibliotecas municipales y de escuelas o colegios públicos han sido los principales repositorios de los ejemplares que se editaron en el Plan Nacional del Libro y la Lectura, y de aquellos que estuvieron en las bodegas de organismos culturales.

40 mill ejemplares de libros editados con fondos públicos estaban en las bodegas del MCyP hasta 2017.

Red nacional de bibliotecas

El Sistema Nacional de Bibliotecas (Sinab) desarmó sus repositorios. García afirma que se opuso a su cancelación y que se creará una red ecuatoriana de bibliotecas a la que habrá libre acceso.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: