"La sociedad de lavanderas", un retrato íntimo y social

- 15 de mayo de 2018 - 00:00
La dramaturga Lizzie Olesker y correalizadora del documental The Washing Society aparece en La Floresta, antes de ver la cinta ecuatoriana Huahua.
Foto: Jhon Guevara / EL TELÉGRAFO

El documental es codirigido por la cineasta Lynne Sachs y la dramaturga Lizzie Olesker. Se presentará este jueves en la sala 3 del Incine, a las 15:30.

En el Centro Cultural Metropolitano de Quito se exhibe un cuadro en gran formato  de la artista ecuatoriana Germania Paz y Miño, de 1939. Se trata de la pintura “Lavanderas”, en la que aparecen tres mujeres trabajando. Una descuelga la ropa, otra lava sobre una piedra y una tercera amamanta a su hijo.

La composición del cuadro  mezcla la fuerza laboral y maternal de esas tres lavanderas junto con la sutileza de la ropa blanca -seguramente ajena- que siempre ha envuelto el universo social/afectivo de las mujeres.

Aunque su obra era de carácter crítico, Paz y Miño no fue partidista. Incluso, por la potencia de sus trabajos -sobre todo escultóricos- recibió una beca en 1940 para estudiar en la New School for Social Research, en Nueva York, donde Camilo Egas era el director de los talleres de arte y su maestro.

La dramaturga Lizzie Olesker llegó la semana pasada al Festival de Cine Documental EDOC para presentar The Washing Society (La sociedad de lavanderas), una película codirigida junto con la cineasta Lynne Sachs.

Durante sus recorridos por Quito, Olesker visitó el Centro Cultural, donde se quedó maravillada con el cuadro de  Paz y Miño por la relación que construía con su filme, pues en este se revela cómo las mujeres han estado históricamente vinculadas -hasta ahora- a trabajos domésticos, mal pagados, aun cuando su labor se basa en el cuidado de los otros -en este caso, en la ropa de la gente, que es como su segunda piel-.

The Washing Society hace un recorrido nostálgico y poético por varias lavanderías de Nueva York -algunas ya desparecidas- y expone las experiencias de quienes trabajan en estos sitios. Muchas de esas personas -la mayoría mujeres- son mal remuneradas, provienen de barrios marginales de la ciudad y son migrantes.

La cinta ha sido reconocida en el Festival Internacional de Cine Documental de Navarra Punto de Vista, España, y en el European Media Arts Festival. Foto: Fotograma The Washing Society.

Definido por Lizzie Olesker como un documental híbrido, este trabajo mezcla el cine con el performance y la poesía. La película recoge testimonios de trabajadores y los traduce en ejercicios corporales de actrices que se adentran en la piel de las lavanderas.

“Una dimensión del cine documental es que es performativo. Para esta película hubo mucha investigación de teoría de género y feminismo, sobre todo usamos el trabajo de la historiadora Tera W. Hunter, quien aborda la huelga de 1881 de la sociedad de lavanderas de ese entonces”, comenta Lizzie en una cafetería de La Floresta. 

Esta es la primera colaboración entre  Olesker (escritora, directora de teatro y performer) y Lynne Sachs, quien es realizadora de películas, instalaciones, improvisaciones y proyectos para la web que ponen en diálogo situaciones personales con experiencias históricas.

Uno de sus filmes más exquisitos es Your day is my night (Tu día es mi noche), que trata sobre la comunidad migrante china en Nueva York, que vive en cuartos compartidos con ocho camas.

Esta es la primera película de Lizzie Olesker y surgió luego de que una amiga suya la invitara a hacer una lectura en una lavandería de Nueva York. Luego, la dramaturga hizo un site-specific performance con ese tema hasta que invitó a Lynne Sachs a trabajar en un proyecto audiovisual.

La realizadora dice que “las trabajadoras domésticas, sexuales, del cuidado, las lavanderas lidian con la idea de tocar el cuerpo, de trabajar con la intimidad”.

“Me interesa el trabajo doméstico como tema, es algo fundamental en la historia de las mujeres, en mi propia experiencia, en la vida de nuestras madres”, reflexiona Lizzie, autora de una cinta que juega entre lo ficcional y real, lo material y onírico, la bello y lo rudo. (I)   

Organización

Orígenes

El título del documental está inspirado en la organización de lavanderas afroamericanas de 1881 y utiliza pasajes del texto que se escribió en ese entonces. 

La música es original y  fue creada por el artista Stephen Vitiello.

17 de mayo se volverá a proyectar este híbrido documental, a las 15:15, en la sala 3 del Incine.

Reconocimiento

Lizzie Olesker recibió la Audrey Fellow en New Georges por su obra Embroidered Past, que es sobre la acumulación de la familia y la pérdida de la naturaleza. Es profesora en la Universidad de Nueva York.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: