El símbolo de los niños perdedores

- 13 de abril de 2014 - 00:00
Para Andino, Moscas de plata es el símbolo de todos quienes de niños “fuimos perdedores”. Foto: Marco Salgado.

El pasado jueves, el dramaturgo y poeta Peky Andino Moscoso (Quito, 1962), presentó en la Casa de la Cultura Ecuatoriana (CCE), su libro Moscas de plata (2014), su primer poemario tras varias publicaciones relacionadas con el teatro.

Las cantantes Patricia Granda, Sara Tomaselli y Viviana González —junto al grupo de la Casa—, abrieron el evento con la interpretación de Soledad, con letra de Andino y popularizada por el emblemático grupo de rock ecuatoriano Sal y Mileto, del cual —junto a Paúl Segovia— fue fundador.

El presidente de la CCE, Raúl Pérez Torres, elogió la obra de la que dijo se pueden escuchar los ecos de Jim Morrison, Dylan Thomas y algunos exponentes del realismo sucio, con una precisión admirable, mucha musicalidad e ironía. “Es un humor tan irónico, tan palaciano (en referencia a Pablo Palacio), que nos ha permitido con Peky trabar una amistad donde la risa, la burla y la suspicacia es tan importante. Peky es un talento múltiple”, dijo.

Luego, la periodista Luz Elena Coloma, el escritor Sharvelt Kattán y el poeta Alfonso Espinosa formaron una mesa redonda donde compartieron anécdotas de cómo conocieron al autor, sus distintas facetas y algunos rasgos de su escritura.

“A mí lo que más me identifica con él es el humor”, dijo Coloma. “En todos los momentos, incluso en los extremos, cuando no había de dónde reírse, él lo hacía. Eso explica mucho de su escritura, de estos poemas que aunque él diga que son ‘dark’ yo veo que son luminosos”.

Kattán dijo haber conocido a Peky a través de su obra Kito con K, para las cual -sin conocerlo previamente- se atrevió a pedirle entradas, y Peky se las dio. “Con esa obra entendí que Peky quería salirse de una realidad, lacerante para él y para muchos. Por eso solía inventarse otra, una disonante, incómoda, pero también muy divertida”, afirmó.

Alfonso Espinosa habló del Peky Andino rockero y amante del teatro, y de cómo todos los elementos de esos dos mundos se reflejan en el libro. “Peky desgrana algunos temas: la memoria, el teatro, incluso hay una especie de tabla periódica suya; el ácido, el yodo, el hidrógeno, las sustancias que están ahí navegando en el alma y la mente de este personaje extraño de la ciudad”.

Zumbidos de plata

En la intervención de Peky Andino, la sala se tornó silenciosa, como si todos esperaran la frase, el verso, la palabra digna de recordar. Y lo fue.

El poeta reveló el origen del título de su libro, aquello que le daba sentido a su cuarteto poético.

“La mosca -dijo, y parecía que ahí zumbaba alguna- es el símbolo de todos quienes de niños fuimos perdedores. Nos sentábamos en primera fila para mirar a los de la última. En las casas antiguas me sentía acompañado de una sola presencia: las moscas, tratando de dilucidar a dónde iban. Entonces inventaba que iban a un lago de plata”.

Acto seguido, el autor leyó e interpretó varios poemas, algunos acompañado por músicos o con la participación de algunos actores, entre ellos el quiteño Pancho Arias, también figura clave en Kito con K.

La atmósfera del auditorio se transformó en varias cosas; como si todos hubiesen disfrutado, a la vez, de una obra de teatro, de una función de cine, de un recital de poesía, de un concierto. Todos esos elementos estaban presentes. Después de todo, es ese el sentido de sus letras.

capitán clown (II)

Soy un comediante sin público
ya sin nada que decir
sin nada que escribir
sin nada que ganar.
solo.

como al final de la proyección de las películas,
como en el vacío infinito del teatro de los jardineros
con una pistola de juguete disparando al viento.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: