Entrar a un partido de Barcelona es siempre un reto “Monumental”

- 01 de marzo de 2019 - 00:00

Domingo de fútbol. En el estadio Monumental se enfrentan Barcelona y Mushuc Runa. Es un partido discreto, así que el fuerte tráfico y la aglomeración de gente no serán problema, o al menos eso parece al principio.

Son las 15:45, el partido arranca en media hora, así que los aficionados lo toman con calma.

Algunos aprovechan para comer el llamado “tarrinazo”. “Tenemos chiguata, galliguata, guatallarín, bandera, a un dólar con jugo”, vocifera un comerciante al que le está yendo bien en sus ventas.

Para ingresar a la General Norte, los hinchas deben rodear el estadio con una caminata de unos 500 metros, sorteando vendedores y decenas de fanáticos -algunos malencarados- que se acercan a pedir “diez centavos para la entrada”.  

A medida que uno se acerca al ingreso, la aglomeración se hace más notoria. Llega un punto en el que la desorganización es tal que no se distingue si para entrar hay una, dos o tres filas... o si tan siquiera hay necesidad de hacerla. Finalmente un policía a caballo galopa por un extremo del camino, obligando a todos a apretarse en una sola fila.

Los minutos pasan pero la fila sigue inmóvil. A las 16:15, con el partido a punto de comenzar, los hinchas -que llevan unos 20 minutos esperando- ya están alterados. Ahí comienzan los chiflidos, gritos y empujones.

Ante la hostilidad de quienes ya se han perdido varios minutos del encuentro, aparece una persona de la organización. “Las mujeres y los niños pasan directo por la derecha”, dice, y aún sin terminar de hablar, el caos ha regresado.

Son otros 10 minutos de espera para alcanzar el ligero registro policial. Unas palmadas en el estómago, otras en las piernas y listo. Los fanáticos siguen despotricando durante todo el camino.

“¿Cómo? 94 años de historia y aún no saben organizar la entrada”, critica uno de los hinchas más furiosos. Cuando al fin llega a las gradas, el reloj marca 32 minutos de juego. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: