Esbelta y bella, pero rechazada por ser parte de una minoría

- 12 de febrero de 2019 - 00:00

Llamaba la atención por donde se la vea. Era una mujer hermosa, alta y de gran melena. Su vestido ceñido tornasol parecía brillar por la luz LED de los postes de alumbrado público, que el año pasado fueron cambiados para mejorar la apariencia de la avenida 9 de Octubre, histórico lugar que ha sido el escenario de múltiples manifestaciones políticas y sociales y donde, no hace más de 20 días, se congregaron más de dos mil personas para rechazar la violencia de género, el machismo y la xenofobia.

Ahí estaba ella, parada sobre unos enormes tacones azules esperando que cambiara la luz del semáforo para seguir con su movimiento de caderas, robando la mirada de grandes y chicos que seguían su paso apresurado.

En los bajos de lo que un día fue el Templo Masón, tres tipos que avanzaban en sentido contrario la increparon, se burlaron de su apariencia delicada y uno de ellos le gritó: ”Oye, se te nota un huevazo”, mientras le señalaba las entrepiernas.

La reacción de quienes estaban junto a ella fue inmediata, unos sonrieron, otros guardaron silencio y otros cuantos esperaban una respuesta al desenfreno de estos treintones de la clase media.

“Oigan, ¿ustedes me podrían ayudar?, estos mangajos me están faltando el respeto”, dijo la muchacha a los dos oficiales metropolitanos que se encontraban a pocos pasos. Ellos no hicieron nada, se unieron a la mofa. “No me parece chistoso, hagan algo, que me acaban de ofender. Ustedes son policías”, continuó con su reclamo. Un reclamo que resultó en vano y que fue sentenciado con un: “Ya sigue de largo, maricón hijuep...”.

Guardó silencio, se volteó y continuó su andar con enojo. Los gestos de su rostro evidenciaron su frustración por la censura que su presencia ocasionó a civiles y uniformados. Ella es una más de las minorías sociales que no pueden caminar libres por las calles sin ser señaladas, ofendidas y violentadas. La lucha LGBTI parece interminable. (O)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: