El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Mié.1/Dic/2021

Actualidad

Tendencias
Historias relacionadas

El pedaleo forma “tribus” que fomentan hábitos saludables

Los grupos de aficionados al ciclismo recreativo realizan rutas diarias por Guayaquil y, en ocasiones, llegan a otros cantones. Su objetivo es promover el uso de la bicicleta y que se construyan ciclovías.
15 de diciembre de 2019 00:00

Su punto de encuentro es el mismo desde hace 8 años: la esquina de la avenida 9 de Octubre y Tungurahua. Llegan a partir de las 20:00 y como una gran familia se saludan e intercambian abrazos en una muestra de la camaradería que han forjado por años.

Vienen de diferentes partes de la ciudad, pero los une una pasión: la bicicleta. Son los miembros de Ciclistas de la Calle, un colectivo que promueve el ciclismo recreativo y que cada semana recorre diversos sectores de Guayaquil, siempre en grupo, con las respectivas medidas de seguridad.

Y con el objetivo de ponerle un toque de diversidad y atraer más personas, no dudan en realizar pedaleadas alegóricas cuando tienen oportunidad. Se disfrazan y montan en sus bicicletas para demostrar que el deporte y la diversión van de la mano.

En diciembre realizan la Pedaleada Navideña, en la que todos visten trajes alusivos a esta temporada de fin de año. El próximo viernes 20 de diciembre efectuarán este recorrido.

A finales de octubre pasado cumplieron la Pedaleada del Terror, con motivo del Halloween. Ese día la mayoría de miembros llegó disfrazado.

ciclismoA fines de octubre, por Halloween, el grupo Ciclistas de la Calle efectuó la Pedaleada del Terror, en la que fueron disfrazados. Para el 20 de diciembre está programada una Pedaleada Navideña. Foto: Juan Carlos Holguín / El Telégrafo

Jimmy Martillo, presidente del grupo, afirma que esto les ayuda a reforzar la camaradería. “Sirve para unir más al grupo de Ciclistas de la Calle y a los invitados, ayuda a hacernos panas de otros grupos y, al mismo tiempo, darle una motivación a las personas que nos ven en el trayecto para que hagan uso de la bicicleta”.

Su cita diaria tiene como objetivo llevar un mensaje de respeto para los ciclistas. De lunes a viernes en la noche, los sábados en la tarde y los domingos en la mañana. Cada semana programan los recorridos que harán cada día y efectúan las convocatorias por las redes sociales.

Han bautizado las rutas con nombres atractivos, para despertar la curiosidad del público y atraer más personas. Por eso están los Lunes del Tururú, Martes de Damas o Martes de Locos por la Bici, Miércoles de Adrenalina, Jueves no te ahueves, San Viernes de Bicicleta y pégate el Mañanero Dominical.

El sueño que los une es que en algún momento Guayaquil sea una ciudad ciclística. Que existan ciclovías y una cultura de respeto para el ciclista. Además, promueven que haya educación para los transeúntes, conductores de vehículos y  para los  ciudadanos que han elegido a la bicicleta como medio de transporte y recreación.

Los recorridos varían. Hay de 25 o 30 kilómetros, hasta algunos más extensos. En ocasiones viajan hasta otros cantones. Como el pasado miércoles 11 de diciembre, cuando efectuaron el Miércoles de Adrenalina a Yaguachi. Partieron desde las calles 9 de Octubre y Tungurahua y fueron hasta el citado cantón guayasense.

“En Guayaquil la comunidad ciclística ha crecido mucho. Hay cada vez más personas que hacen uso de la bicicleta, sean individuales, en grupos de amigos o en familia. Y hay muchos otros grupos ciclísticos en la urbe”, puntualizó Jimmy Martillo.

Alejandro Mardones empezó a pedalear con el grupo en octubre pasado. Tiene 15 años y considera que esta es una iniciativa muy importante “ya que incentiva a la gente a no utilizar tanto el automóvil, que contamina. Usar la bicicleta es saludable”.

Andrea Unamuno también hace parte del grupo. Ella asiste por salud y para disfrutar de la amistad que ha creado con sus compañeros ciclistas. “Esta es una terapia. Estamos entre amigos, hacemos ejercicio. Hay determinados días en que la rutina es más fuerte, pero cada uno decide si se une a ese recorrido”.

Ha conocido la ciudad gracias a las pedaleadas con sus panas. “Tenemos rutas ya establecidas. Y nos damos cuenta de que no es necesario ir al exterior para hacer turismo. Hay cosas maravillosas en Guayaquil”.

Así como este, existen varios colectivos que promueven el ciclismo urbano y que realizan sus convocatorias a través de las redes sociales.

Algunos de ellos son Ciclistas sin fronteras, Ecuador Aventura y Libre Actividad (que efectúa las masas críticas, encuentros que reúnen a docenas de ciclistas urbanos). (I)

ciclismoDurante los ciclopaseos es frecuente que se produzcan averías en las bicicletas. Por eso todos llevan las herramientas para apoyarse cuando esto sucede. Foto: Juan Carlos Holguín / El Telégrafo

A las pedaleadas puede ir cualquier persona. La idea es avanzar en grupo, siempre manteniendo las debidas medidas de precaución. Se pide que quien participe en las pedaleadas lleve elementos de seguridad, como el casco.
Foto: Juan Carlos Holguín / El Telégrafo
Lectura estimada:
Contiene: palabras

Contenido externo patrocinado