Recuerdo de Nelson Mandela en Ciudad del Cabo-Sudáfrica

- 17 de agosto de 2018 - 00:00

Mi primer “encuentro” con Nelson Mandela fue en la Universidad. Allí me uní a los grupos de apoyo para pedir la liberación del Premio Nobel de la Paz, quien fue detenido por oponerse al Gobierno del apartheid en Sudáfrica. Es decir, de la segregación racial impuesta por una minoría blanca en Sudáfrica entre 1948 y 1992.

El segundo fue al empezar mi carrera periodística y leer a Nadine Godimer, sudafricana y ganadora del Nobel de Literatura: La historia de mi hijo, basada en la vida de ese líder en esos años oscuros y duros. Mi tercer acercamiento fue en la propia Sudáfrica, cuando viajamos desde Buenos Aries, mi lugar de residencia por un año, hasta Johannesburgo. De allí volamos a Ciudad del Cabo, nuestro destino final.

Mandela estuvo detenido 27 años, 18 en la isla Robben, a 12 km de Ciudad del Cabo. Ese lugar fue inicialmente la residencia de leprosos y de enfermos mentales. Y, finalmente, se convirtió en una prisión de alta seguridad, para políticos. Actualmente, es Patrimonio de la Humanidad y recibe la visita de cientos de turistas como nosotros. Para llegar a esa isla fuimos al waterfront de Ciudad del Cabo y nos recibió un coro de niños, vestidos con túnicas de colores, que cantaban góspel y música tradicional.

Después partimos en ferry hasta la isla; el viaje tomó media hora, hacía un poco de viento y de frío. Al bajar vimos un paisaje verde-seco y una inmensa construcción blanca. Entramos a un corredor que tenía celdas a un lado y otro. Caminamos hasta llegar a una habitación, con el número 466 en la puerta. Era muy pequeña, con un colchón, una mesa, un cubo como baño, y una ventana con barrotes de hierro. Mientras la guía hablaba, yo imaginaba a Mandela en ese espacio.

El primer presidente negro de la historia de Sudáfrica estudió jurisprudencia y se doctoró tras las rejas. Allí también creó el partido Congreso Nacional Africano (ANC) que lo llevó al poder en 1994. Salimos con la imagen de Madiba en la cabeza y nuestra admiración por él creció. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: