El clima de Quito es una caja de sorpresas para audaces

- 28 de mayo de 2018 - 00:00

Quien ha enfrentado el clima de Quito sabe que debe atenerse a todo.

La mañana del jueves pasado estuvo templada. Un tímido sol dejaba ver sus pestañas tras un manto de nubes blanquísimas. No había signos de que iba a llover, pero esto es Quito. A la hora del almuerzo nadie salió preparado para la lluvia que cayó, a pesar de ser verano.

Eran las 13:30 pero parecía más tarde. Bajo una pequeña visera de un local en arriendo, un grupo de oficinistas se arrimaba uno con otro para evitar mojarse. Eran dos hombres de camisa y corbata y dos mujeres con el uniforme azul de alguna empresa.

Sin poder esperar más dejaron el sitio que les resguardaba y corrieron con los hombros encogidos, como si eso fuera a resguardarles de la lluvia, pero algo les esperaba en la calle. Algo que detuvo su prisa. Las alcantarillas se habían taponado y el agua corría formando un río de por lo menos un metro de ancho.

Los cuatro se pararon en el borde de la acera pensando en saltar el húmedo obstáculo, pero las mujeres no se decidían.

Una de las chicas se encaramó en la espalda de uno de los hombres sin preguntar y, aunque molesto, él no realizó ninguna protesta. Intentó dar un paso largo pero fue imposible, el agua tragó sus zapatos hasta media canilla y pasó al otro lado con su atrevida pasajera. Las risas impulsadas por la situación estallaron de inmediato.

La otra chica intentó el mismo recurso pero su compañero se adelantó y de un salto evitó las aguas que traían lodo y quién sabe qué más. La pobre muchacha consciente de sus limitaciones se sacó los zapatos, cerró los ojos y llevó sus pies al agua, deseando no pisar nada viscoso. Un grito ahogado de resignación y repugnancia puso punto final al cuadro.

Se colocó los zapatos en la otra acera y alcanzó al grupo que ya no hizo esfuerzos por evitar la lluvia. Quedaron empapados y aún restaban unas cuatro horas para terminar la jornada de trabajo. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: