Unión Europea, un modelo de integración

- 14 de mayo de 2018 - 00:00

El pasado miércoles la Unión Europea cumplía 67 años de su nacimiento, un largo recorrido desde la Declaración de Schumann en 1950 que dio el pistoletazo de salida para crear el mayor proceso de integración que se ha dado en la historia.

Poniendo a un lado las diferencias culturales, lingüísticas y de cosmovision entre países de oeste y este, Europa lograba la visión estratégica de consolidarse para no quedarse atrás de potencias hegemónicas que dominaron al mundo después de la Segunda Guerra Mundial. La creación de este ente “supranacional” marcaba la comprensión de aunar esfuerzos y potencialidades para enfrentarse al mundo, lo que la región latinoamericana o suramericana aún no ha logrado, pese a tener, entre sus países, algunos rasgos más homogéneos que en la misma Europa, como la lengua, la religión y, sobre todo, los problemas sociales y económicos, aunque cuenta con inmensas potencialidades para marcar una diferencia notable entre las potencias mundiales.

El proceso europeo si bien es un ejemplo a seguir, también ha tenido que sufrir el paso de varias etapas que han puesto en peligro su existencia. La eliminación de barreras económicas con la incorporación de países más débiles, la apertura fronteriza y otras concesiones que se han tenido que superar han sido retos que demuestran la madurez, pero también el pragmatismo de ese proyecto de integración. Ahora mismo, la situación de la salida del Reino Unido ha significado un fuerte terremoto para el bloque.

Hoy en día, el problema migratorio, los conflictos de Oriente Medio y otros problemas más  ponen a prueba su solidez. Sin embargo, la Unión Europea sigue siendo un ejemplo de integración cuya longevidad se basa, entre otros elementos, en la búsqueda de equilibrio entre los intereses de cada país que la componen, respetando a la vez sus particularidades. El esfuerzo para el mantenimiento de este equilibrio es constante y ese esfuerzo constante es la receta que podemos ir aplicando en nuestra región para lograr una integración real, lejos de ideologías e intereses coyunturales, sino más bien, en beneficio de nuestros pueblos. (O)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: