Karen Garzón-Sherdek

Triunfo de la oposición en Barinas

14 de enero de 2022 00:00

La victoria del opositor Sergio Garrido en Barinas, el pasado 9 de enero de 2022, tiene gran simbolismo político por varios elementos, tomando en consideración la dictadura actual que vive Venezuela donde no existe independencia de funciones ni hay condiciones para que la oposición pueda participar en una lid electoral transparente y competitiva.

El primer elemento a considerar es el peso que tiene Barinas para el Chavismo al ser el estado natal de Hugo Chávez, el cual ha estado gobernado desde 1998 por familiares del expresidente. Cabe destacar que diferentes fuerzas políticas de oposición apoyaron la candidatura de Garrido, motivando al electorado a participar en estos comicios, y que en estas elecciones, Garrido obtuvo alrededor de 70.000 votos más que el candidato de oposición que participó en la contienda electoral del 21 de noviembre de 2021, cuando se llevaron a cabo las elecciones regionales en Venezuela para renovar los cargos de las 23 entidades federales y de los 335 municipios, pero que, tras la victoria de la oposición, el Tribunal Supremo de Justicia resolvió repetir las elecciones en Barinas argumentando una inhabilitación en contra de Freddy Superlano. Por supuesto, esta decisión fue muy controvertida porque se dio luego de que se proclamaron los resultados a favor de Superlano y fue considerada como un abuso del poder institucional.

Otro elemento a tomar en consideración es que el candidato de gobierno, Jorge Arreaza, haya reconocido su derrota. Arreaza, quien durante su candidatura contó con el total respaldo de Maduro (uso de recursos públicos para la campaña, figuras conocidas del chavismo que lo respaldaron, estuvo casado con la hija mayor del expresidente Chávez, entre otros) ha ocupado varios cargos desde 2011, por lo que no era una contienda “fácil”.

Ahora bien, a pesar de estos resultados, la situación en Venezuela continúa siendo compleja. Hay que recordar que a pesar de que las dictaduras busquen aggionarse argumentando unas elecciones "libres", el trasfondo es complejo. Para Diamond & Morlino (2004) definir a una democracia como "buena" o "mejor" implica saber qué es la democracia y para ello se requieren algunos elementos como: 1) sufragio universal; 2) elecciones periódicas, libres, competitivas y justas; 3) más de un partido político serio; y 4) fuentes alternativas de información. Claramente, estos elementos son carentes en Venezuela, sumado al control total de los poderes del Estado. Una golondrina no hace verano.

Te recomendamos

Las más leídas

Contenido externo patrocinado