Trastornos del sueño

26 de julio de 2011 - 00:00

Trastornos del sueño o desórdenes del sueño (también conocidos con el nombre de enfermedades del sueño o patologías del sueño, o incluso trastornos del dormir, son un amplio grupo de padecimientos que afectan el  desarrollo habitual del ciclo sueño-vigilia. Algunos trastornos del sueño pueden ser muy graves e interferir con el funcionamiento físico, mental y emocional del individuo.

¿Qué es dormir?

Aunque mientras dormimos no somos conscientes del mundo que nos rodea, sin embargo, en este período de tiempo ocurre gran cantidad de cosas que son esenciales para que permanezcamos saludables. Dormimos de diferente forma en los diferentes momentos de la noche.

Uno de los tipos de sueño más importantes es el llamado sueño de movimientos oculares rápidos (REM), que viene y se va varias veces durante la noche, representado cerca de una quinta parte de nuestro tiempo total de sueño.

Durante el tiempo de sueño REM, el cerebro está particularmente activo, nuestros ojos se mueven rápidamente de un lado a otro y soñamos. Durante otro tipo de sueño (sueño no REM) el cerebro está inactivo, pero existe gran cantidad de actividad corporal, las hormonas son liberadas en el flujo sanguíneo y los tejidos de nuestro organismo son reparados tras el desgaste del día previo.

Los trastornos del sueño están divididos en 4 grandes grupos:

a)Trastornos primarios que aparecen presumiblemente como consecuencia de alteraciones endógenas en los mecanismos de ciclo-sueño-vigilia. Se subdividen en disomnias, caracterizadas por trastornos de la cantidad, calidad y horario del sueño; y parasomnias, caracterizadas por conductas anormales asociadas al sueño. Las disomnias incluyen a su vez el  insomnio primario, la narcolepsia, el trastorno del sueño relacionado  con la respiración, el trastorno del ritmo circadiano y  la disomnia no específica. Las parasomnias a su vez comprenden: el sonambulismo, terror nocturno, bruxismo nocturno y enuresis nocturna.

b) Trastorno del sueño relacionado con otro trastorno mental.

c) Trastorno del sueño debido a una enfermedad médica.

d) Trastorno del sueño inducido por sustancias. Los exámenes a efectuarse varían y dependen del trastorno de sueño específico. Se puede llevar a cabo un estudio del sueño (polisomnografía). Para prevenir muchos trastornos del sueño:

-Hábitos de sueño regulares (como acostarse y despertarse a la misma
hora todos los días).
-Ambiente de sueño silencioso.
-Ejercicio regular. Mantenerse en general sano y en buena condición física.