El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Vie.24/Sep/2021

Columnistas

Tendencias
Historias relacionadas
Mariana Velasco

Todos perdimos

07 de octubre de 2020 00:00

La disgregación del pueblo es aterradora, el desmembramiento del tejido social es continuo, sumidos en una violencia inédita, manifestaciones agresivas y destructoras como las de octubre 2019; corrupción inenarrable y división en cada rincón de nuestra sociedad; pandemia y crisis económica, son algunos de los escenarios del Ecuador que, el próximo gobernante debe enfrentar.

Bajo ningún pretexto, la violencia y la quema de Quito en aquel nefasto octubre, deben repetirse; el costo social, político y económico pasó factura al país. Todos perdimos.

Como si la pandemia y consecuencias fueran de poca monta, hay ecos por reavivar las cenizas de la protesta y el reclamo desesperado. De a poco se paga a trabajadores, municipios y prefecturas; el IESS se encamina al precipicio, los fondos de la seguridad de los policías desaparecieron por arte de magia y el drama de miles de ecuatorianos que engrosan las filas de la desocupación, no es de poca monta. No hay trabajo, deudas muchas.

Es obligación de todos trabajar por la reconciliación, responsabilidad ciudadana y un tejido social fortalecido. Sólo unidos- gobernantes – gobernados- podremos enfocarnos en temas estructurales que aquejan a la mayoría de ecuatorianos. Superar el odio, miedo y polarización, debe ser la consigna.

Coincidencia o no, el Consejo Nacional Electoral- provoca chispas-al calificar los binomios que no cumplieron las normas establecidas por ellos mismos al decidir que los correistas tenían razón; que lo más importante es respetar el derecho de participación, porque las leyes están para ser interpretadas.

Desde luego, no todo empieza ni termina en el correismo y como país, no  es saludable ni hace bien pretender explicar todo desde esa arista. Desde el periodismo, sociedad civil, academia y colectivos hay que visualizar el camino más allá de las contradicciones coyunturales y ubicarse en la perspectiva de construcción de una institucionalidad democrática.

Evadir la corresponsabilidad al no condenar a nuestros afines por ser incapaces de tener una propuesta unificada de una tendencia política, es ser cómplice. ¿Cómo entender la presencia de una docena de binomios presidenciales?

Parece que la vida- otra vez- pondrá a los ecuatorianos a escoger entre una opción de extrema derecha versus otra que provoca miedo. Ocurrió en Venezuela, Argentina, México, Nicaragua y España.

 

Te recomendamos

Contenido externo patrocinado