El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Jue.29/Jul/2021

Columnistas

Tendencias
Historias relacionadas
Diego Salgado Ribadeneira

Tiempo de esperanza

26 de mayo de 2021 00:00

Catorce años después, con el nuevo Gobierno de la República del Ecuador, llega un cambio de visión de la vía para llegar al progreso de los ciudadanos. Se pasó del discurso combativo, que acentuó las diferencias entre las clases socio económicas, al  discurso conciliador, respetuoso de las diferencias y la libertad.

Reconocemos el espíritu democrático del presidente saliente Lenin Moreno, fue respetuoso de la división de poderes, no persiguió, ni fustigo a periodistas y políticos  que no se alinearon al pensamiento del Gobierno. Además, defendió el “orden constituido” ante la feroz arremetida perpetrada en octubre de 2019, primero por los taxistas agremiados, secundados por el movimiento indígena y algunos oportunistas dirigentes políticos y pandillas que causaron terror a la población ecuatoriana, en particular a la quiteña. Secuestraron a policías y periodistas, destruyeron propiedad publica y privada, cerraron pozos petroleros, asaltaron unidades productivas de la ruralidad, incendiaron el edificio de la Contraloría y más. El presidente Moreno y su gabinete contuvieron el ataque terrorista que desestabilizó la democracia ecuatoriana. El Ecuador, está inmerso en la peor crisis sanitaria causada por el coronavirus, problemas económicos, el 70% de la población económicamente activa está en el desempleo y la crisis de valores, ex funcionarios públicos sentenciados por corruptos, otros prófugos y los más están a la cola para recibir el veredicto judicial sobre su participación en negocios ilícitos.

En el primer día de Gobierno el presidente Guillermo Lasso, derogó el reglamento de la Ley de Comunicación, la tristemente celebre “ley mordaza”, con la cual los devotos correistas persiguieron y sosegaron a sus opositores mientras sus acólitos aplaudieron o callaron.

Vivimos un tiempo de esperanza. Asume la dirección del país un hombre con su equipo de Gobierno demócrata, respetuoso de la libertad, conocedor de los problemas, pero sobre todo, con propuestas para sacar a los ecuatorianos de sus dificultades principales, sin prejuicios ideológicos, con las mejores relaciones en el mundo libre, que alcanzará el soporte internacional en diferentes áreas para conseguir la prosperidad de los ciudadanos.

Contenido externo patrocinado