Sugerencia para el Ministerio de Educación

- 18 de agosto de 2020 - 00:00

La crisis en la educación, que ya se veía venir antes de la pandemia del coronavirus que afecta al planeta, se ha acentuado de manera descarnada sobre todo para la educación pública, en América Latina y particularmente en el Ecuador.

La imposibilidad de reabrir las escuelas hace que algunos niños deserten, que muchos no tengan la atención que se requiera, tanto en los elementos tecnológicos como en el tiempo que los maestros pueden dedicar a cada niño o adolescente, en educación a distancia, llámese online, tele o radio educación.

El tiempo que un profesor debe dedicar a preparar sus clases online es mayor que el que se utiliza para las clases presenciales, porque debe utilizar tecnologías, volver más dinámicas las aulas, para no agotar a niños y jóvenes que se ven forzados a sentarse hora tras hora frente a los computadores, o quienes, al no tener los elementos de conectividad o de computadores, buscan ayuda que generalmente no les llega.

Si hacen falta manos para atender a los escolares, si las madres y padres de familia, o no están preparados o salen a trabajar y no pueden dedicar esos tiempos a sus hijos, hay que ser creativos y pensar en alternativas que provean a los estudiantes de soportes adicionales que les hagan ser exitosos en sus estudios.

Por ello, valdría pensar en una alianza entre los diferentes actores educativos. Sugiero que el Ministerio de Educación haga un llamado y genere una alianza con las universidades, para que sus estudiantes, sobre todo los de los últimos años de las diversas carreras, ejerzan como tutores de los niños y de los jóvenes, en coordinación con los maestros, para secundar y ayudar a los docentes en sus agotadoras tareas y tener ese refuerzo que refresque y fortalezca el aprendizaje.

Sería una especie de servicio que los estudiantes de las universidades públicas, que tienen acceso gratuito a la educación, le brinden a la sociedad.

La medida ayudaría a evitar la deserción escolar, fortalecería a los alumnos en sus destrezas, aliviaría la carga que pesa sobre los docentes y proporcionaría a los propios estudiantes universitarios una experiencia invalorable.

Los tutoriales funcionan, lo hemos visto en la experiencia y son una medida que beneficia a todos los sectores. Solamente con creatividad, pasión y dedicación, vamos a conseguir superar las dificultades. (O)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP