Ecuador, 17 de Agosto de 2022
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo

SOS al fútbol profesional

29 de enero de 2013 - 00:00

¿A quiénes les corresponde controlar y prevenir la transparencia en esta actividad económica que influye en el ánimo de la comunidad y es el tema de conversación más popular de los ciudadanos? El balompié genera empleos directos e indirectos y promueve toda una sinergia de negocios vinculados, entre los que se destacan: la construcción de estadios de fútbol, comercios de alimentos y bebidas, materiales publicitarios, souvenirs, estudios jurídicos, áreas de parqueos, implementos deportivos y uniformes, médicos, preparadores físicos, técnicos y los jugadores profesionales que forman una población económicamente activa de altos ingresos, los representantes deportivos que transfieren jugadores al mercado interno y externo, árbitros, periodismo en fútbol.

Los empleos e impuestos directos e indirectos que involucran esta actividad económica nos obligan a tomar medidas de prevención y control para garantizar la sostenibilidad de esta actividad de alto valor agregado. Además, tiene implícitos íconos referentes para el turismo y la imagen del país, debido a que el fútbol participa en competencias de alto rating.

No es posible que se infiltren administraciones ineficientes y que la impunidad sea la cómplice silenciosa, poniendo en riesgo a esta noble actividad y a todos los deportes amateurs y profesionales, porque la cantidad de recursos económicos que circula, en muchos casos, corresponde a fondos públicos en lo amateur y en lo profesional se ha sustentado en donaciones e inversiones privadas.

Es noticia pública la crisis que vive desde hace varios períodos el Deportivo Quito; de El Nacional no se sabe su monto. En el caso del Barcelona, de Guayaquil, ya existen auditorías de la gestión de los últimos 4 períodos y sus deudas alcanzan aproximadamente los $ 16’000.000; no hay denuncias, no hay responsables y la solución a la crisis se sustenta en institucionalizar la “Barcetón” para recoger dinero mediante donaciones. Meritorios los esfuerzos de la actual administración del club, ¿y qué con los responsables del descalabro económico anterior?

Las competencias de intervenir e iniciar las investigaciones y acciones legales de oficio y sancionar a los responsables corresponden al señor Fiscal de la Nación -por información de la prensa se conoce de estos déficits económicos-, al Ministerio del Deporte y a la Federación de Fútbol del Ecuador. Deben actuar. ¿Quién le pone el cascabel a los gatos?

Contenido externo patrocinado