El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Jue.28/Oct/2021

Columnistas

Tendencias
Historias relacionadas
Pablo Ruiz Aguirre

"¡Si te bebes tu leche, crecerás más grande y fuerte!"

16 de septiembre de 2021 00:00

Las expectativas tienen una función muy útil en la vida y por ende también en la política. Te permiten considerar posibilidades o manejar esperanzas de que ciertas cosas sucedan. Dentro de la política, el análisis electoral se involucra con ellas cuando analiza el voto prospectivo, es decir, el voto que se busca justificando un futuro promisorio. Futuro que puede lograrse o no, pero que siempre se vende como alcanzable. Por ejemplo, si un político dice “mañana A estará bien, si hoy B sucede”.

Más detallado: Mañana la economía estará bien si hoy votas por mí o pasa tal reforma. Mañana la institucionalidad estará bien si hoy votas por mí o se establece tal ley. Sin embargo, en estos dos casos, se plantea que algo futuro (A) mejorará por una sola razón (B) cuando en realidad (A) depende de muchos factores. Sin embargo, el gran problema es que suponemos o nos hacen suponer que es una relación directa de causa y efecto obviamente porque alcanzar el futuro es algo que todos anhelamos, nuevamente en la política y en la vida. Escudriñemos un poco más. Se cree que la institucionalidad, la democracia y la gobernabilidad mejorará porque se vote por eliminar una institución como el CPPCS o cambiar la forma de la Asamblea, como si la institucionalidad solo dependiera de reglas más no de roles, de cultura política, en fin, de quienes ejercen la política real, entre otros.

Volvamos a "¡Si te bebes tu leche, crecerás más grande y fuerte!". En el sentido anterior A (efecto-crecerás grande y fuerte) si B (bebes tu leche-causa). Todos lo creímos ¿no? Sin contrastar información, sin preguntar por qué, tan solo lo dimos por hecho a pesar de que hay estudios que ponen en tela de duda el valor nutritivo de la leche o que hay otros elementos que pueden aportar más calcio. Pensará usted que me lee, ¿Estamos hablando de leche? y le diré ¡no! Seguimos hablando de política.

La consulta popular que se viene es un vaso de leche bien tibia ¿Por qué? Porque se pretende eliminar el CPPCS para que sus funciones sean trasladadas a otro organismo buscando mejor participación y control. Se pretende hacer que la asamblea sea bicameral para que mejore su accionar. Pero volvamos a la historia ¿no fuimos ya bicamerales, no tuvimos congresos que designaban autoridades y no funcionó? ¿por qué? Porque seguimos buscando calcio en el mismo alimento. Es momento alimentarnos políticamente desde otras perspectivas.

Te recomendamos

Contenido externo patrocinado